Historia antigua

Alexander Von Humboldt

AVAS fue fundada el 30 de octubre de 1842, por lo que hoy cuenta con una historia por lo general muy acontecida de más de 170 años. El acta constitutiva así como todos los demás documentos y cartas importantes fueron registradas en el que nosotros llamamos “Libro fundacional” o “Libro de actas”, que tiene por título “Archiv des Hülfsvereins für Deutsche in Caracas“(Archivo de la Asociación de Socorro para alemanes en Caracas) y que fue llevado en un cuaderno empastado de nombre “Copiador de Cartas”.Las últimas inserciones datan de la época de antes de la 2a Guerra Mundial. El libro está muy bien conservado y no solamente permite conocer la labor que entonces realizaba la Asociación de Socorro sino que también refleja de manera muy interesante las particularidades y los problemas del país.

En vista de que los descendientes y amigos de muchas de las personas mencionadas en esos documentos aún residen en Venezuela o se interesan desde Alemania por la vida de sus antepasados en Venezuela, nos permitimos ofrecer aquí un contexto histórico ampliado de la vida de los alemanes en el Siglo XIX y del surgimiento de AVAS.

Primera fundación y miembros fundadores

En los textos redactados en idioma español la asociación quedó registrada bajo el nombre de “Sociedad de Ayuda a Alemanes”y más tarde también“Sociedad de Beneficencia“. Los fundadores fueron: Adolph Wolff, presidente; Cesar Grund, vicepresidente; Edmund Reinnoldt, tesorero y H. Westphalen, secretario. La preparación de los estatutos respectivos fue encomendada a los señores Friedrich Brandt, Ferdinand Meyer y Just Rosenberg. Dos meses después fueron publicados los primeros estatutos y las firmas de J. Theodor (presidente), Georg Braun y W. Smidt. Se resolvió que el aporte mensual sería de cuatro “Reales Macuquinos” (monedas de plata y oro que circulaban en las colonias españolas) pormiembro.Estas eran acuñadas en su mayoría en Potosí, Boliviay su aspecto era bastante tosco.

Venezuela en tiempos de la inmigración alemana del Siglo XIX

En aquella época la población de Caracas no llegaba a los 35.000 habitantes, tal como se puede leer en el libro “Die Deutschen in Venezuela”del Dr. Rolf Walter, Asociación Cultural Humboldt, Caracas, 1985. Veinte años más tarde ya eran 50.000 habitantes, según afirma el médico alemán Carl Sachs, quien vivió en Venezuela entre los años 1867 y 1877. Hubo muchas revoluciones, se viajaba a caballo y en mula – los coches o carruajes prácticamente no existían;en las mañanas de los Domingos se solía pasear y tomar un baño en el río Guayre; “la Constitución era buena y el sistema de justicia complaciente”. En aquel tiempo nos encontramos”… en un país sin información suprarregional“: el viajero y autor Gerstäcker por ejemplo, quien se encontraba por casualidad en los Llanos, fue llamado en una ocasión a presentarse ante el comandantede la ciudad por la que entonces pasaba. Gerstäcker entregó a la autoridad local los periódicos que había traído de Caracas, ya que en el interior no se tenía idea de lo que sucedía en la capital. Al respecto el autor anotó en su diario: “… sin que el gobierno central les hiciera llegar cualquier noticia, por lo que éstas tenían que ser entregadas por un viajero“. – Esa es la tierra grande y prometedora a la que llegaban los alemanes para participar en la construcción del país y en su desarrollo agrícola. En ese entonces Venezuela tenía unos 1,2 millones de habitantes.

Ya entre 1810 y 1830 destacados letrados alemanes habían visitado el país y realizado trabajos de investigación científica.Más adelante, en tiempos de la crisis agrícola, vinieron soldados y mercaderes alemanes que dieron origen al comercio y a las relaciones diplomáticas con Alemania. Según las estadísticas del historiador económico Dr. Rolf Walter, en el período comprendido entre 1832 y 1888, los años de la independencia, llegaron a Venezuela 987 alemanes, 374 de ellos para la Colonia Tovar. Para la fecha de la fundación de la “Hülfsverein”, que en aquel entonces contaba con 10 miembros, habrían llegado a Venezuela entre 5 y 10 mil inmigrantes de distintos orígenes.

Actividades iniciales de la Asociación de Socorro y la relación con la Colonia Tovar

La historia de la “Sociedad de Beneficencia Alemana” estuvo estrechamente relacionada con la de la Colonia Tovar desde el principio. Friedrich Gottfried Jahn, padre del bisabuelo del Ing. Leopoldo Jahn, fundadorde la familia Jahn en Venezuela, llegó al país en 1835 y fue consultado por Codazzi y Benitz en relación con el alojamiento de los colonos de Tovar. La firma de ese señor Jahn, el primer comisario, también aparece más o menos en la misma época al pie de los primeros estatutos (3a y 4a asamblea) de la “Deutsche Wohltätigkeitsgesellschaft” (“Sociedad Alemana de Beneficencia”). Las relaciones se desprenden de cartas contenidas en el libro fundacional de la Asociación de Socorro.

La carta dirigida el 25.9.1843 al Coronel Codazzi establece las funciones de esa organización alemana en Venezuela: “…siendo la única finalidad de nuestra asociación la de ayudar a paisanos en situación de necesidad…”Otra carta dirigida unos meses antes, el 24.5.1843, al alcalde de la Colonia Tovar, Vollweider, auguraba los mejores deseos por el éxito y bienestar de los paisanos. Sucedía que algunos colonos se habían ausentado de la Colonia “sin permiso”para manifestar quejas y peticiones ante la Asociación. Sin embargo, estos fueron capturadosy devueltos a la Colonia. En la mencionada carta se lee además que “…no somos indiferentes ante las cuitasde nuestros paisanos“, “….tampoco queremostratar con personas que probablemente no son dignas de nuestra ayuda…“, destacándose nuevamente que la asociación solamente presta ayuda a aquellas personas que hayan caído involuntariamente en situación de necesidad.

Una misiva dirigida en la misma época al gobernador de la Provincia de Caracas describe la organización, las actividades realizadas y las preocupaciones vividas enaquellos tiempos(Libro de actas, página 31). La “Deutsche Wohltätigkeitsgesellschaft“…“presta ayuda a alemanesen situación de necesidady enfermos, ve por aquellos que han perdido su trabajo y asume costos de sepultura“. La asociación ya contaba con 77 miembros, pero con ingresos de apenas 50 Pesos mensuales. Por ello la preocupación por el hecho de que los alemanes, por ser extranjeros, no eran admitidos en los hospitales, ya que éstos estaban repletoscon las “víctimas de la terrible fiebre que asola a Caracas”y que una vez más hacía de las suyas en valle, tal como ya lo había descrito Humboldt en su obra “Viaje a las regiones equinocciales del nuevo continente”. Quedó registrado que los recursos eran insuficientes para pagar una enfermera alemana que pudiese atender a los inmigrantes recién llegados, que no dominaban el idioma español.Esas son las preocupaciones típicas de una organización de este tipo; ello no ha cambiado hasta nuestros días. Sin embargo, gracias a la concordiay la solidaridad de los colaboradores los problemas siempre han podido resolverse de la mejor manera posible.

Durante los 173 años de su existencia institucional la Asociación sufrió dos interrupciones.

Cierre del año 1847 y sus motivos

La interrupción duró 5 años y comenzó en los primeros cinco años de la existencia de la Asociación: Es el caso que se había formado una“Deutsche Patriotische Gesellschaft”(“Sociedad Patriótica Alemana”) y algunos miembros de la “Sociedad Alemana de Beneficencia” quisieron dejarla para afiliarse a aquella por razones políticas. En vista de la inminente división, la asamblea de miembros resolvió el 31.05.1848 transferir los recursos administrados a la comisión de socorro de la mencionada “Deutsche Patriotische Gesellschaft” para ser utilizados para los mismos fines y disolver la “Deutscher Hülfsverein”. Sin embargo, el 24.6.1853 quedó claro que la “Sociedad de Beneficencia“ debía ser refundada urgentemente y Georg Braun, que la había entregado a la “Sociedad Patriótica”, se reunió con ese fin con antiguos miembros de la Asociación. Conjuntamente se resolvió refundar la asociación, ahora bajo el nombre de “Neue Deutsche Wohltätigkeitsgesellschaft”(“Nueva Asociación Alemana de Beneficencia”). Esta decisión fue tomada por 27 miembros y firmada en el libro constitutivo.

El nuevo comienzo fue difícil. Los requerimientos de prestación de ayuda eran cada vez más, por lo que los recursos financieros mermaron en la misma proporción y se tornó sumamente difícil recaudar los nuevos fondos necesarios. Además el gobierno venezolano ejercía presión para que la asociación participe en el proyecto de inmigración selectiva, un proyecto que el gobierno adelantaba a buen paso. Sin embargo, esta exigencia fue rechazada con un buen argumento, tal como ha quedado registrado en la página 32 del libro constitutivo: “…Consideramos a Venezuela como la segunda patria de los inmigrantes. El bienestar del país también constituye el de ellos y el de sus hijos venezolanos… Pero la asociación considera que no será la continuación de la inmigración de proletarios la que llevará a la República al bienestar, sino que más bien es la llegada de inmigrantes acaudalados la que podría enriquecer considerablemente las modestas propiedades rurales.¿Por qué entonces no esperar con esta inmigración prometedora hasta que las tierras baldías y ociosas del Estado hayan sido medidas y estén disponibles para que los inmigrantes las puedan comprar el día de su llegada a bajos precios y con plenas garantías del Estado?”Firmado el 26.8.1854 por Georg Braun, entonces presidente.

Cierre de 1939 a 1952 y sus razones

La segunda interrupción, de 1939 a 1952, fue causada por los efectos de la Segunda Guerra Mundial.Las decisiones tomadas en aquel momento fueron necesarias para proteger a la institución de la politización, la cual era incompatible con los estatutos y el objeto de la asociación. Se quería continuar ayudando sin que importe la orientación política del receptor.

La decisión de hacerse “invisible” durante el período comprendido entre 1939 y 1952 fue tomada a la luz de las condiciones sumamente problemáticas reinantes en Alemania. La colonia alemana en Venezuela tampoco pudo evadir la presión ideológica proveniente de Alemania y experimentó una división. La asociación de socorro se disolvió. El libro constitutivo contiene en su página 107 la última inserción, una carta referida a la anulación de una hipoteca que la asociación había puesto a disposición del colegio alemán para la adquisición de una nueva edificación escolar. El colegio alemán también cerró sus puertas en 1942.

El libro publicado con ocasión de la conmemoración del centenario del Colegio Humboldt describe detalladamente y con una claridad convincente las circunstancias en las cuales se hallaban las instituciones de habla alemana en aquella época, tomando como ejemplo el Colegio Humboldt. Se habían formado grupos políticos que apoyaban el Nacionalsocialismo. Así, por ejemplo, algunos maestros viajaron entusiasmados a Alemania para conocer la nueva doctrina.Tras su regreso quisieron tratar de difundirla en este país.Otra parte de la comunidad alemana se resistió a la politización.Este grupo incluso combatió la siniestra ideología y debió esconderse por ello. Las instituciones dependientes del Estado alemán corrían grave peligro, aunado a los problemas que se presentaron con el Estado venezolano.Como ya se ha dicho, la asociación de socorro se extinguió como institución, aunque la necesidad de prestar labor social no desapareció. Tampoco desaparecieron aquellos que continuaron prestando ayuda activamente. Las reuniones se realizaban en casas particulares. Así, fueron entre otras las familias Matthies y Jaffé, Blohm y Röhl las que se resistieron a las dificultades, se ocuparon de generar posibilidades de ayuda y mantuvieron las relaciones internas. Fueron tiempos muy difíciles para todos tanto en lo psicológico como en lo emocional y profesional. No obstante, también quedó demostrado que las circunstancias políticas no son capaces de minar la entrega y la disposición de ayudar sin estrechez mental allí donde más falta hace.