Informe anual 2010

Nosotros sentimos que lo que estamos haciendo es solo una gota en el océano. Pero el océano no estaría tan lleno si no existiría esta gota.
Madre Teresa

También Uds, apreciados Miembros, colaboradores y amigos han contribuido durante este año con una gota de agua a ese gran océano. ¡Para Uds va nuestro agradecimiento! Se comenzó un gran operativo para recuperar a miembros que posiblemente nos pudiesen haber olvidado. Un especial agradecimiento para ese grupo. Toda contribución, toda ayuda es especialmente importante para nosotros en esta crisis.
Especialmente nos alegra el augurio de un nuevo año lleno de éxitos.
Con cordiales saludos,

Margot Margerie

-oOo-

Había una vez un grupo de sapitos que había organizado una competencia.

El objetivo era subir a la cima de un mástil de considerable altura.

Una gran multitud de espectadores se reunió alrededor del mástil para observar la carrera y para animar a los sapitos. La carrera comenzó.

Pero… En realidad, nadie en la multitud creía que sapos tan pequeños podrían llegar a la cima.

Gritaban cosas como:”O, eso es demasiado difícil”,”Nunca llegarán a la cima”, o “Ellos no tienen ninguna posibilidad. El mástil es demasiado alto”.

Y los sapitos comenzaron a caer. Uno tras otro.

Sólo algunos llegaban más y más alto. Y la multitud siguió gritándoles: “Es demasiado difícil, nadie lo logrará”.

Más y más sapitos se cansaron y renunciaron. Pero uno siguió en su empeño, llegando más y más alto: ¡No se daba por vencido!

Al final, todos habían abandonado el intento, a excepción de este único pequeño sapito, que después de un gran esfuerzo finalmente ¡alcanzó la cima!

Por supuesto, todo el mundo quería saber cómo lo había logrado. Se preguntaban de dónde había tomado la energía para llegar a la meta.

Y la respuesta fue: ¡El vencedor era sordo!

-oOo-

Estimados Miembros, queridos amigos,

Todos los años, cuando comenzamos con los preparativos para confeccionar el informe anual, procuro encontrar cuentos o pensamientos, que puedan servir como “leitmotiv” de todo el informe.

Y este año será, pues, el cuento de los sapitos. De inmediato tuve que pensar en la actual situación del país.

Hace muchos años uno siempre escucha lo mismo: “Los tiempos son malos”.

Si comparamos la actual situación con los anteriores “tiempos malos”, de repente percibimos que en verdad todavía estábamos muy bien.

Yo le pregunto: Adonde Ud se encuentre, durante eventos sociales, encuentros con amistades y conocidos, o en el curso de conversaciones personales, ¿puede decir, si en algún momento no surgió el tema, que en el país ya no existe esperanza alguna?

¿Muchos “sapitos” que manifiestan, que nada se puede hacer, que nunca llegaremos a la cima?

También para nosotros en AVAS han llegado tiempos difíciles, cada vez más personas abandonan el país, tanto las jóvenes generaciones como nuestros Miembros de larga data.

Y a pesar de esto, seguimos subiendo hacia la cima.

En el año 1842 fue fundada la “Asociación de Ayuda para Alemanes”, de la cual más adelante surgió AVAS. Y de la historia de esta “Asociación” sabemos que hubo muchas épocas turbulentas.

Entonces, ¿qué nos queda a nosotros, que hemos heredado esta tradición y esta lucha?

Seguir luchando, seguir subiendo, sin escuchar las voces negativas, simplemente fingiendo que somos sordos.

Lo seguiremos haciendo, y contamos para ello con Uds, nuestros Miembros, amigos, donantes y colaboradores.

Les saluda, también a nombre de nuestra Junta Directiva,

Karin Giusti

-oOo-

Y REALMENTE FUE LA DECISIÓN CORRECTA

Desde hace muchos años está bajo nuestro cuidado en Valencia la Sra X y su familia, esta relación se estableció en época de la Sra Rommel.

Ya en aquellos tiempos estaba en tratamiento psiquiátrico y nunca resultó sencillo relacionarse con ella. Ella era una “cabeza dura”.

Durante muchos años la Asociación fue para ella su seguro refugio, constantemente escribía cartas con una hermosa letra. Solicitaba ayuda, también pequeños artículos (agujas, lana para tejer, revistas para hacer croché o para tejer), o simplemente agradecía, solicitando que no la olvidáramos. Frecuentemente nos visitaba y se quedaba por un tiempo relativamente largo entre nosotros.

Mientras tanto ha envejecido y vive en casa de una de sus hijas, quien se ocupa de ella muy cariñosamente.

El año pasado fue operada de un cáncer de la parótida, y dado que es tan obstinada y contraria a cualquier cirugía, el tumor había crecido considerablemente, perdiendo la oreja y la capacidad de oír. Le fue practicado un implante de gran tamaño y desde ese momento prácticamente no salía de la casa, porque se avergonzaba delante de la gente. Sin embargo todavía debía someterse a radioterapia. Como este tratamiento es mucho más económico en Caracas, vino, junto a su hija, por casi dos meses, alojándose en nuestra casa.

Fue una época muy linda, ya que su hija por demás hacendosa y ordenada mantenía nuestra casa y jardín como una “tacita de plata”, como se dice aquí en Venezuela.

Todas las mañanas, a eso de las 6 horas, ya había barrido todo el jardín, igual que la acera, que lucía muy limpia. Del mismo modo, nuestro garaje, donde almacenamos alimentos para el hogar de Las Marías, nunca estuvo mejor organizado; también puso orden en el armario de los medicamentos, liberándolo de aquellos que habían expirado.

Pero fue durante este año que de repente se presentaron problemas en el implante. Reiteradamente sangraba, presentaba pus y se había inflamado e hinchado.

Cada viernes la hija la acompañaba a la oncología de un hospital público donde había sido operada. Todas las veces le fue dicho que dejara todo como estaba.

Finalmente logré obtener una cita con el Dr Mijares de la Clínica La Floresta, y ambas nuevamente vinieron por unos días a Caracas.

Primero el médico procedió a una biopsia y solicitó una tomografía.

El resultado fue que debería volver a operarse.

¿Pero los costos? Como no tenían suficiente dinero se consultó con otro médico que operaba en un hospital público.

La respuesta fue: “No está tan mal, déjela como está”. De todas formas envió una carta a un colega en Valencia, quien debía verla otra vez.

¿Y qué fue lo que dijo este colega en el hospital? (insolente)

“En vez de estar llevando a su Mamá de aquí para allá, déjela en paz. Déle mucho amor, ocúpese de ella, déle lo que ella más necesita a su edad: mucha atención y cariño”

Digo insolente, dado que lo que nuestra paciente más recibe de esta hija (tiene otras hijas e hijos que nunca se ocupan de ella), es precisamente amor, atención y cuidado.

Y ahora, el dilema: La Sra X no presentaba ninguna mejora en su estado, la hija se preocupaba mucho, si en el sitio habían quedado algunas células cancerosas, dado que constantemente el área se notaba mojada y sangrando. ¡Por cierto yo también estaba preocupada!

Pero no tenían dinero para pagar una operación. Y en los hospitales públicos solamente escuchaban opiniones negativas, como las descritas más arriba. “No lo hagas”, “Déjala en paz”.

Nosotros queríamos ayudarle para encontrar una solución definitiva, y ésta solamente nos la presentó el médico de una clínica privada.

Y la misma pudo encontrarse, logrando con el médico reducir el presupuesto al 30%, un hermano de la Sra X envió desde Austria una buena suma de dinero y nosotros asumimos los restantes gastos secundarios.
Mientras tanto ya fue operada, fue un cuerpo extraño que había ocasionado una fuerte infección crónica, y nunca hubiera sanado sin esta intervención quirúrgica.

¡Ahora todo está bien y nos alegramos que no le hicimos caso a todas las demás opiniones!

-oOo-

El tiempo sigue corriendo

También para nuestra casa en El Rosal. Y hay bastante para contarles…

Durante el mes de junio y a raíz de una fuerte tormenta sucedió que un enorme árbol de nuestros vecinos del edificio Bermellón fue arrancado de raíz. Con un fuerte impacto cayó sobre nuestra propiedad, dañando el portón de entrada, una parte de nuestro techo y cortó los cables telefónicos y eléctricos. Por espacio de varias semanas el servicio de nuestra Asociación no podía realizarse de la manera habitual. Inclusive el acceso a nuestra sede primero fue imposible y luego aun bastante difícil. El proceso de reparación pudo progresar gracias a la ayuda de Protección Civil y de la Alcaldía de Chacao. Gastos mayores no fueron financiados por AVAS, en parte fueron cancelados por el edificio vecino.

Apenas nos recuperamos de este percance, notamos que la casa que se encuentra pegada estructuralmente a la nuestra, iba a ser derrumbada. Sin habernos avisado tal como se había acordado, el vecino había procedido a vender su propiedad. Ambas unidades se conocen como “vivienda bifamiliares” y demoler una de ellas podría compararse con la separación quirúrgica de mellizos siameses. Ni en la Alcaldía de Chacao pudimos encontrar ayuda alguna a fin de detener este proceso.

Quizás esto fue la última gota de agua que nos faltaba para llegar a una decisión de separarnos de nuestra casa en El Rosal. Ya hacían nos habían hecho ofrecimientos para comprar nuestra propiedad. Nos habíamos resistido a esto, porque nuestra ubicación geográfica era tan conveniente. Sin embargo en el curso del tiempo una serie de altos edificios han sido construidos en nuestra cuadra. Esto trajo como consecuencia que cada vez se encontraban menos opciones para estacionar delante o en las cercanías de nuestra propiedad. Este fue y es un aspecto importante, lamentablemente negativo y que hace cada vez más difícil alentar a las personas para participar en reuniones, Juntas Directivas y Asambleas anuales.

La Junta Directiva se ocupó durante muchos meses con la disyuntiva, si después de la venta se iba a comprar o alternativamente alquilar otra propiedad. Finalmente se decidió por la compra de una casa que se adecuaba a las necesidades ambientales de las labores de AVAS y que proyectase un perfil de modestia, cónsono con la difícil situación económica.

El pensamiento de la Junta Directiva de AVAS es de seguir permaneciendo en el país y continuar con sus actividades sociales. Es que realmente no escuchamos las voces, que por ahí preguntan cuánto tiempo más podrá la Asociación seguir subsistiendo bajo las actuales circunstancias.

Después de ver algunas opciones, la Junta Directivas decidió adquirir una casa en Prados del Este, Qta La Negra, en la Calle La Iglesia. Serán necesarios algunos trabajos menores para acondicionar la propiedad a las necesidades de AVAS.

Estamos confiados que la venta de El Rosal y la compra de Prados del Este puedan ser completadas antes de finalizar el año 2010, y que podamos tener nuestra próxima Asamblea General el 8 de Febrero 2011 en las nuevas instalaciones.

Friedrich Leute

-oOo-

¡Nunca sabréis quienes son vuestros amigos hasta que caigáis en desgracia!

Napoleón Bonaparte

-oOo-

Una conversación ficticia – o ¿no tan ficticia?

¿Dispone Usted de una pensión de Alemania? ¿Yo? No, yo ya vivo tanto tiempo aquí, no creo que tenga derecho a ella. ¿Pero la pensión del Seguro Social? No, nunca la he solicitado. De todos modos esta es tan pequeña, insuficiente para vivir y demasiado para morir, entonces ¿para qué? – ¿Pero seguramente sí tendrá algunos ahorros? No, realmente no. Bueno, pero sin duda ¿un seguro de salud? No, tampoco. Siempre me he sentido bien.

Sí, ¿y en caso que en algún momento algo le pudiera suceder?

Bueno, entonces ya se me ocurrirá algo. En tal caso sé que se puede conseguir ayuda. Familia, amigos – aquí la gente no lo abandona. ¿O piensa contar con la Asociación Venezolana-Alemana de Socorro – AVAS?

Ah, si, es verdad que algo así existe. Hace años yo aportaba una contribución, pero después me olvidé de esto. ¿Y AVAS todavía existe?

Sí, y colaboran con ella un buen número de miembros que se comprometen con contribuciones por membresía anuales, del mismo modo hay algunas empresas, fundaciones y personas que nos ayudan por medio de donaciones privadas.

¿Y qué hace AVAS con esa gran cantidad de dinero?

Bueno, lo de “gran cantidad” es relativo. Contamos con una Directora empleada a tiempo completo, que es responsable de toda la asistencia social y el asesoramiento a las personas a nuestro cuidado, a lo cual se suma una secretaria bilingüe a medio tiempo.

Nosotros ayudamos con medicamentos, con pagos en efectivo, con el financiamiento de intervenciones quirúrgicos u otras consultas médicas, disponemos de un hogar de cuidados intensivos, el cual debería mantenerse financieramente por sus medios, pero que requiere de la colaboración desinteresada de voluntarios, sin la cual el hogar no podría subsistir. Debemos mantener nuestra oficina con su teléfono, sus computadoras, iluminación, limpieza y reparaciones. Nuestra directora debe disponer de un vehículo adecuado para realizar visitas a domicilio, comprar medicamentos, visitar el hogar de cuidados intensivos, etc. – En el caso de fallecimientos también nos ocupamos de los trámites necesarios.

Así que si algo me sucediera a mí, ¿puedo entonces contar con su ayuda?

Esta actitud realmente no es exactamente lo que esperamos. Cada uno debería prever lo necesario para si mismo para evitar ser una carga para los demás. Nosotros sí ayudamos en situaciones de real emergencia — especialmente en situaciones involuntarias.

Pero cuando realmente deba ser necesario – no dude en llamarnos.

¿Pero, qué le parece, si Ud colaborara ya con nosotros con una – aunque sea modesta – cuota de membresía?

Vea, solamente en 2009 tuvimos que cubrir gastos por valor de Bs 247.000 y este año seguramente esta suma será mayor. Es por ello que realmente necesitamos toda ayuda que se nos pueda proporcionar.
G. Wolters

-oOo-

Y DELANTE DE ÉL: EL ABISMO

Por muchos, muchos años el Sr Y había recibido nuestra ayuda económica. No solamente esto, todos los meses viajábamos a su casa, fuera de Caracas, a fin de llevarle su ayuda, o traerle medicamentos. Del mismo modo, algunos miembros de la Junta Directiva habían recibido un poder amplio, por si en algún momento estuviese inhabilitado.

Un pariente le enviaba una ayuda mensual desde el extranjero, que nosotros le administrábamos.

Él vivía solo, sin embargo recibió en su casa a una familia joven, y de esta manera estaba cuidado y acompañado.
Lamentablemente esta familia decidió dejar a Venezuela, y ahora él se encontró, anciano y solo, ante el hecho de tener que vender su casa. La idea era que se mudase lo antes posible al hogar de ancianos alemán en Caracas, mientras que alguien cuidase de su casa, para evitar una invasión.

En repetidas oportunidades me reuní con él a fin de discutir la venta. Lamentablemente sus documentos no se encontraban en orden, haciendo que todo el asunto fuese difícil de entender.

De repente me dí cuenta que la casa lucía bastante vacía, sin embargo pensé que él estaba en el proceso de poner orden en sus cosas, y regalarlas.

Al comentarlo con la familia, resultó que algún vecino (¿conocido?) aparentemente le estaba ayudando con los documentos, pero al mismo tiempo se llevaba cada vez más cosas del hogar.

Cuando yo le hablé de este asunto, me contó, que era un antiguo conocido, quien le estaba ayudando considerablemente, y en cambio le había regalado todas sus herramientas (y otras cosas también).

También me contó que incluso le había dado un poder a este señor. Fue entonces que las campanas de alarma comenzaron a sonar en mi cabeza, porque todo parecía muy sospechoso.

Después de conversarlo con los miembros de la Junta Directiva, los que habían recibido el poder de él, solicitamos tener una reunión con el Señor que le ayudaba, y nos trasladamos para allá.

Antes de la reunión queríamos conversar con el Sr Y a solas, por lo que llegamos antes de la hora convenida para la reunión. Sin embargo el Señor que ayudaba ya se encontraba en la casa antes de la hora prevista.

Y nuestra sorpresa fue mayúscula: sin ningún desparpajo nos manifestó que el poder que el Sr Y había otorgado a nuestro grupo había sido anulado por el Sr Y, siendo él ahora el único apoderado, que él se estaba ocupando de la venta de la casa, y que iba a administrar el capital proveniente de la misma.

Además él intentaría ingresar al Sr Y a otro hogar de ancianos, en Aragua, que estaba manejado por monjas (¿posiblemente iría a ser más barato?).

Todos estábamos consternados, y el Sr Y estaba sentado a nuestro lado sin decir ni una palabra.

Bueno, fue durante nuestro regreso que conversamos sobre la situación y estuvimos de acuerdo, que aquí se estaba preparando una gran estafa, y lo peor era que la persona a nuestro cuidado parecía estar totalmente de acuerdo con lo que estaba ocurriendo.

Pensamos que lamentablemente no podíamos hacer más nada. Sin embargo, sí había algo: no me dejaba tranquilo el pensar que al Sr Y le iban a quitar sus humildes pertenencias y que iba a vivir sus últimos años en un hogar de ancianos cualquiera, lejos de Caracas.

Lo llamé por teléfono, volviendo a explicarle con todo detalle, qué era lo que su nuevo amigo estaba por hacer. Que él nunca más iba a poder disponer de su dinero, y que tampoco podría invertirlo en forma segura, tal como nosotros lo habríamos hecho.

No cabía en sí de sorpresa. De todo esto no había entendido nada y tampoco lo había creído posible.

Y bien, ¿qué más se podía hacer? A través de nosotros había conseguido una persona que le podía ayudar en caso de necesidad y que vivía en la vecindad. Gracias a Dios ella conocía a la notario, con quien de inmediato tomó contacto, a fin de verificar todo lo que el Sr Y había firmado.

Justo en ese momento el “amigo” estaba tratando de introducir varios documentos en el Registro. Entre ellos, un nuevo testamento, la venta de la casa, un nuevo poder para él y su señora.

Ahora sí había que actuar rápidamente. Una vez que la situación le fue explicada a la notario, ésta habló con la gente del Registro, donde todo el trámite quedó en suspenso. Con la ayuda de una abogada y principalmente con la de la persona que lo ayudaba, se anuló todo completamente.

Fue por unas pocas horas que con la ayuda de todos pudimos evitar una tragedia.
Realmente él había estado parado frente al abismo y hubiese caído por su propia culpa. Hasta el día de hoy él no logra explicarse, qué fue lo que le pasó al confiar tanto en esta persona.

Más adelante fue el propio Sr Y que visitó la Policía para denunciar a su no tan leal “amigo”. A éste se le ha prohibido tomar contacto alguno con nuestro protegido.

Nosotros recibimos un nuevo poder, él se mudó al hogar de ancianos previamente establecido, y la casa será vendida próximamente, ya que hayamos podido, en penoso trabajo, poner orden en todos los documentos. Más adelante el dinero será invertido en forma segura, y AVAS se ocupará – como lo hace con otras personas – de que pueda disfrutar de un ocaso de su vida sin preocupaciones.

¡Y todos respiramos aliviados!

¿Tal abismo? ¡Ojala nunca más!

-oOo-

De nosotros – Schwester Karin

Deseo informarles de dos importantes eventos que ocurrieron en AVAS en los últimos 12 meses.

En diciembre 2009 se ofreció a Karin Giusti un merecido homenaje, dado que había alcanzado 25 años de trabajo en AVAS. Han sido muchos años, llenos de importantes eventos que Karin ha dedicado a AVAS con su incansable y exitoso trabajo. Un grupo de la Junta Directiva y personas cercanas a la Asociación organizaron un brindis, el cual tuvo lugar en la Casa San Martín de la Congregación San Miguel. El costo de esta reunión fue asumido por la Embajada de Alemania, gesto el cual agradecemos mucho.

Y más tarde, en junio 2010, Schwester Karin fue condecorada con la medalla “Bundesverdienstkreuz”, la Cruz del Mérito de la República Federal de Alemania. Conjuntamente con el respectivo documento (aun firmado por el entonces Presidente Horst Köhler) esta le fue entregada por el Embajador alemán, Señor Georg Clemens Dick durante una ceremonia en la Embajada de Alemania.

Tanto la Junta Directiva como todos los miembros de AVAS nos sentimos agradecidos y orgullosos por todo lo que a través de tantos años Schwester Karin ha contribuido a la Asociación con su responsable y fiel trabajo.

Margot Margerie

-oOo-

La Orden San Juan ayuda en Las Marías

“La Orden de San Juan se mantiene con sus más de 900 años de historia en su doble y aun vigente mandato de atesorar la fe y orientarse hacia los pobres y enfermos, siendo que se considera un peñón en la marea de una corriente temporal difusa”, así lo resumió el Señor Maestro de la Orden, SAI el Príncipe Oscar de Prusia en su prólogo de la publicación de la Orden del año 2005 con vista al “futuro de la Orden San Juan”.

Es así que los caballeros de la Orden siguen cumpliendo con el doble mandamiento de amor de Jesús: “Amarás a Dios y amarás a tu prójimo como a ti mismo”. La Orden cumple con este mandato a través de una gran cantidad de obras, principalmente en Alemania, tales como hospitales, hogares para la tercera edad, clínicas de tratamientos ambulantes y las instituciones de ayuda de la Orden

Solamente en Alemania hay 60 instituciones para el cuidado de ancianos que cuentan con más de 5.000 puestos para tal fin. Estas instituciones deben autofinanciarse.

Sin embargo, los altos costos del personal de enfermería, hacen que la dedicación individual hacia seres humanos enfermos y ancianos se vea reducida por limitaciones económicas . Es por ello que en los últimos años el voluntario y desinteresado servicio de visitas de la Orden haya tomado creciente importancia.

El Sub-Distrito de la Orden San Juan en Caracas está integrado por 12 Hermanos Caballeros. Dentro de lo posible siempre se trató de que un Hermano Caballero fuese miembro de la Junta Directiva del Hogar de Ancianos “Asociación Benéfica Campo Alegre”. Estamos encantados de también poder ayudar en Las Marías. Hace algunos años la Orden San Juan financió la construcción de una nueva habitación. Hace más de 2 años la Orden San Juan le ofreció a AVAS colaborar en el hogar Charlottenheim en forma regular. El primer paso consistió en colaborar con asesoramiento, ayuda financiera y contribuir activamente en los cambios estructurales necesarios de la edificación. Especialmente se pudo acondicionar el depósito de almacenamiento, como también rehabilitar el cuarto de las enfermeras, obras cuya ejecución tan necesaria había sido postergada varias veces.

Con una generosa donación de la Fundación “Edmundo y Hilde Schnoegass” se pudieron financiar los costos laborales y los materiales de trabajo. La extraordinaria donación de anime hecha por la empresa ISOTEX, cuyo Presidente es Thomas Pollehne, disminuyó los costos de los materiales que debían adquirirse. Finalmente la familia Lens donó la pintura que era necesaria. A fin de ahorrar totalmente los costos de mano de obra, los hermanos de la Orden San Juan se reunieron el 8 de Mayo en Las Marías a fin de proceder a un trabajo de pintura en común. Esto realmente fue muy divertido. Muchos de ellos hacía tiempo que no habían tenido un pincel en la mano. Pero el éxito era visible. Por la tarde, el hogar Charlottenheim brilló con su nueva pintura blanca. El punto culminante fue una parrilla, que, tal como lo manifestó la enfermera Laurence, selló la unión entre la Orden San Juan y el hogar Charlottenheim. Quedaron acordados futuros operativos para realizar mejoras adicionales.

Además, los Caballeros de la Orden San Juan se comprometieron en hacerse cargo del costo de la fisioterapia practicada una vez por semana a los ocupantes del hogar por el fisioterapeuta Artimes García,. Artimes García es muy apreciado por los residentes del hogar, y lo sienten mucho cuando alguna vez él no pueda venir. Por último, y en forma individual, los Caballeros tratarán de participar en el suministro de la torta del fin de semana combinándolo con una visita personal al hogar.

De esta manera nuestra relación está creciendo lenta pero constantemente, y estamos muy agradecidos a AVAS porque podamos hacer una pequeña contribución al bienestar del hogar.
Arno Erdmann

-oOo-

¿TODO EN ORDEN?

Para mi iba a ser un día muy emocionante. A las 14:00 de la tarde estaba previsto que recibiría la Cruz al Mérito de la República Federal de Alemania durante una celebración especial en la residencia del Embajador alemán.

Esto significaba que ya debía de organizar todo durante la mañana, para que en la tarde pudiese asistir puntualmente con mi familia.

Y precisamente para este día había planificado la repatriación a Alemania de un paciente bastante complicado.

Su historia comenzó así: Unas semanas antes recibí una llamada de un señor desde Tucacas. El había renovado su pasaporte en la Embajada de Alemania. Fue allí que él leyó nuestro Reporte Anual. Y dado que estaba pasando por gran necesidad nos llamó. Durante muchos años el se había trabajado con turistas, manejando con un socio una posada. En general le iba bien. Pero su socio había fallecido y todo el turismo se había reducido considerablemente. El no disponía de ingresos y lo peor: se había enfermado del pulmón. Donde vivía no podía establecerse un diagnóstico definitivo. Pero ya al teléfono pude constatar que respiraba con dificultad. También nos contó que había adelgazado 10 Kg, recibiendo comida solamente una vez al día en una institución caritativa. Por lo demás, ocasionalmente recibía alguna ayuda de amigos de la zona, pudiendo comer un poco más. Una situación desesperante, que ameritaba urgente ayuda.

Después de conversarlo con la Sra Christa Latotzke del hogar de ancianos alemán, él pudo trasladarse a Caracas, a fin de analizar su estado de salud y situación financiera. Después de 5 horas de viaje llegó jadeante a Caracas. Y, como lo manifestó él mismo, “para comenzar tuve atención personal”. Recibió buena y abundante comida, un corte de cabello, ropa de nosotros, pudiendo disfrutar tranquilamente del hogar. ¡Y volver a respirar!

Mientras tanto nos estábamos ocupando de tomar contacto con su familia en Alemania, obtener citas médicas y conversar sobre la repatriación a Alemania. Fue mucho trabajo y varios exámenes que fueron ordenadas por el Dr Zschaeck, a fin de asegurar que sí podía soportar el vuelo de regreso. Todo esto fue corroborado por el jefe de neumonología de la UCV. Finalmente todo había sido organizado para ese día.

El vuelo fue pagado por la familia, el servicio social cristiano lo aguardaba en el aeropuerto con la posibilidad de ser trasladado directamente al hospital en Francfort. El traslado al aeropuerto ya lo había organizado y fue pagado por AVAS, también recibió de nosotros suficiente dinero para que allá pudiese comer algo y pagar los impuestos de salida. ¿Todo en orden?…

¡NO!

Durante la ceremonia en la residencia recibí desesperadas llamadas de la Sra Latotzke del hogar de ancianos y del paciente. El estaba parado frente al mostrador de la línea aérea, y habiendo presentado sus informes médicos no recibió el permiso para viajar. ¡De ninguna forma!

¿Y ahora, qué? Funcionarios de la Embajada y el Embajador mismo colaboraron para encontrar una solución. Pero el “no” quedó en “no”.

Fue así que tuvo que tomar un taxi y regresar. Y en ese día tan especial tuve que volver a la oficina, para hablar por teléfono con Dios y con todo el mundo, a fin de confirmar el vuelo para la primera oportunidad posible, sin incurrir en gastos adicionales. Y una de las funcionarias de la Embajada manifestó: “Ni en este día tan especial la dejan tranquila, ahora Uds todos saben, por qué le fue otorgada la condecoración”. Realmente parecía que todas las puertas se habían cerrado.

Pero nosotros no escuchamos a las voces negativas. Él debía viajar como fuera para ser diagnosticado correctamente y recibir el tratamiento adecuado, aquí esto hubiera sido prácticamente impagable.

Última oportunidad – el boleto fue transcrito a otra línea aérea, él llegó al mostrador y no mostró toda su documentación médica, logrando volar a su país natal sin problemas. Allí fue recibido por el servicio social, se le diagnosticó un cáncer en el pulmón (cosa que ya se sospechaba) y ahora ya comenzó su tratamiento.

¡Hasta ahora todo está en orden y nosotros le deseamos todo lo mejor!
Saludos de despedida y de bienvenida

Durante 2010 nos despedimos de la Señora Christine Moosbrügger de la Embajada de Austria. Con ella mantuvimos una relación de trabajo muy estrecha y cordial. Le deseamos un continuado e importante éxito profesional. Ella fue reemplazada por la Señora Cornelia Craig, con quien ya hemos tenido algunos contactos, los que a mutua satisfacción seguramente se irán profundizando en el futuro.

En nuestra oficina terminó su trabajo la Señora Iliana Goncálvez, quien se desempeñaba durante aproximadamente dos años como nuestra secretaria a medio tiempo. Ella se destacaba en su trabajo por su juvenil entusiasmo. Mucho le agradecemos las bellas canciones que ella y su grupo coral amistad han ofrecido durante nuestras reuniones navideñas en el hogar de Las Marías. Ella fue reemplazada por la Señora Saadia Mariño, quien está con nosotros desde febrero 2010, realizando su trabajo en forma responsable y confiable.

Por último, nos despedimos de la señora Caridad Herrera. Durante muchos años ha trabajado como enfermera, inicialmente para personas a nuestro cuidado y más recientemente en nuestro hogar en Las Marías. Ella fue leal y confiable, y nosotros le deseamos todo lo mejor para su regreso a su país natal.

-oOo-

Nuevos Miembros

Durante los últimos 12 meses han ingresado como Miembros de AVAS las siguientes personas:

Señor Stefan Bonacker Señor Hans-Peter Riess
Señora Ursula zum Felde Señora Rose Wagner
Señor Michael Gumprecht Señor Sebastian Werther
Señor Antonio Planchart

Los saludamos muy cordialmente y nos alegramos de que estén con nosotros.

-oOo-

Responsable por el Contenido: Karin Ehlert de Giusti

Johanniter beim Arbeiten in Las Marías
Miembros de la Orden San Juan trabajando en Las Marías

Zwei von uns Betreute im Wartesaal eines Arztes
Dos personas a nuestro cuidado aguardando su turno médico

VORSTAND / JUNTA DIRECTIVA (2010)

Presidente Sra. Margot Margerie
Vice-Presidente Sr. Arno Erdmann
Tesorero Sr. Georg Wolters
Vice-Tesorero Sr. Egon Pistohl
Secretario Sra. Ursula Barreto
Vice-Secretario Sra. Gisela Jaffe

Weitere Vorstandsmitglieder / Vocales

Sra. Waltraut Benetka
Sra. Heidi Girón
Sr. Michael Gumprecht
Sra. Christa Mangado
Sr. Werner Rinderknecht
Sr. Fritz Stock

Leiterin / Directora
Sra.. Karin Ehlert de Giusti – Teléfono Celular (0416) 715 – 0115

Bürostunden / Horario de Oficina

8:00 am – 12:00 m

Fester Sprechstundentag / Día de Consulta

Dienstag Vormittag (oder je nach Absprache)
Martes en la mañana (o cuando se solicite)
Bitte vormerken!

JAHRESHAUPTVERSAMMLUNG

8. Februar 2011, um 18:00 Uhr in der Quinta
La Negra, Calle La Iglesia, Prados del Este

• Finanz- und Tätigkeitsbericht
• Wahl von Neuen Vorstandsmitgliedern
• Allgemeines
• Brindis
Anmerkung: Eventuelle Veränderung der Tagesordnung wird in der Tagespresse veröffentlicht werden

¡Favor tomar nota!

ASAMBLEA ORDINARIA ANUAL

8 de Febrero de 2011, a las 6 pm
en la Quinta La Negra, Calle La Iglesia,
Prados del Este

• Informe de Actividades, Ingresos y Egresos
• Elección de Nuevos Miembros de la Junta Directiva
• Asuntos Varios
• Brindis
Nota: Eventuales modificaciones del Orden del Día serán publicadas
en la prensa