Informe anual 2013

 

Una gran lección sobre el estrés

Con gran tranquilidad una joven dama caminaba por la sala mientras explicaba a su audiencia el manejo del estrés sosteniendo para ello un vaso con agua.

Todo el mundo sabía que iba a hacer la consabida pregunta, “¿medio lleno o medio vacío?”…

¡Engañó a todos! …. “¿Cuánto pesa este vaso de agua?” preguntó con una sonrisa.

Las respuestas variaban entre 250 y 600 gramos.

Ella respondió: “No importa el peso absoluto. Depende de cuanto tiempo lo sostengo.

Si lo sostengo por un minuto, eso no es un problema.
Si lo sostengo durante una hora, tendré un dolor en mi brazo derecho.
Si lo sostengo durante un día, tendrán que llamar a una ambulancia.

En cada caso, es el mismo peso, pero cuanto más tiempo lo sostengo, se hace cada vez más pesado”.

Ella continuó, “Y así es con el estrés. Si llevamos nuestra carga todo el tiempo, tarde o temprano, como la carga se hace cada vez más pesada, no seremos capaces de seguir con ella.”

“Como con el vaso de agua, tienes que ponerlo durante un rato y descansar antes de sostenerlo otra vez. Una vez que hemos descansado, podemos continuar con la carga – podremos sostener mejor el estrés más y lo haremos cada vez mejor por la práctica adquirida.

Estimados miembros, queridos amigos,

Algunos días atrás un amigo me envió por Internet el artículo precedente, como tan a menudo se hace, sin nombrar al autor. Ese también fue el caso esta vez. Inmediatamente, me dí cuenta que el mismo estaba muy relacionado con las actividades de AVAS de este año.

Tuvimos un año intenso y muy estresante, pero particularmente en las tareas administrativas.

Mi aporte al tema del estrés es: muchas veces hay que detenerse y descansar, pero qué importante es tener personas que nos apoyan y eventualmente sostienen el vaso por un tiempo.

Desde el año pasado ya estaba claro que venderíamos nuestra casa en El Rosal. La presión fue demasiado fuerte, ya que todas las otras casas a nuestro alrededor ya habían sido vendidas y era sólo nuestra “media casa” la que se encontraba involucrada en un proyecto de construcción de un nuevo edificio. La decisión había sido tomada hace 3 años, pero en aquel momento, la empresa constructora fue intervenida por el gobierno, y la venta fracasó tres días antes de la firma.

Ahora nuevamente se presentó la oportunidad, porque otra persona interesada asumió el proyecto y nuevamente teníamos que encontrar otra casa.

No es una fácil tarea, porque debía que estar ubicada en una zona de fácil acceso, tanto en autobús como en automóvil, con buenas alternativas de estacionamiento y posiblemente en una zona relativamente segura También era importante para nosotros no ubicarnos en una zona absolutamente residencial, donde los vecinos podrían objetar nuestras actividades.

Y esa casa ahora la hemos encontrado. Un inmueble que estaba en muy buenas condiciones, tal vez un poco más grande de lo que nos hubiera gustado, pero la que podríamos adquirir a un precio mucho más conveniente. Cuando en estos días yo le comenté a una persona, que a pesar que nuestra nueva casa es muy hermosa y acogedora, también la vieja casa en El Rosal lo había sido, esa persona me respondió: “Es cierto, la casa en El Rosal tenía un cierto encanto, pero lo mejor de ella fue que les permitió a Uds. el salto a esta maravillosa casa.”

Pero veamos ahora lo que fue el estrés: La parte burocrática de vender una casa y comprar otra nos costó semanas y finalmente meses de esfuerzos, diligencias y momentos frustrantes. Realmente no fue sencillo…

Luego vino el siguiente paso: el momento en que tuvimos que decidirnos de vender nuestro hermoso hospicio y hogar de cuidado, el Charlottenheim. Fue un estrés emocional muy fuerte (dado que no se pueden olvidar tan fácilmente 15 años de intensa pero satisfactoria dedicación), hubo que encontrar un lugar adecuado para todas las personas que vivían en el hospicio. Al momento solamente eran 4 pacientes, 2 de ellos pudieron mudarse al hogar de ancianos de Campo Alegre, hecho que agradecimos profundamente, y los otros 2 se ubicaron en otros sitios. En este momento la casa quedó vacía, y hubo que conseguir a una persona que la habitase temporalmente, dado que casas vacías no son realmente seguras en Venezuela. Poco después, encontramos un comprador y otra vez comenzó todo con documentos, papeles y diligencias en los organismos públicos.

Durante muchos días, se llenaron cajones y más cajones con la ayuda de las damas de la Junta Directiva, el Sr. Wolters y muchos voluntarios.

Llegó entonces el gran momento y el estrés más grande: en una misma semana había que realizar la mudanza de Las Marías, es decir, la casa debía quedar vacía, del mismo modo había que despejar la casa de El Rosal, y mudar todo a Prados del Este. Vaciar una casa ya es bastante malo, pero tener que hacer esto en dos casas, eso es un verdadero caos.

Tales situaciones fuertes sólo pueden superarse con la enorme ayuda y dedicación de muchos. Un agradecimiento especial también a la Sra. Margerie que a pesar de su propia mudanza y venta de su casa, ayudó y organizó incansablemente. A menudo me decía: “Karin, no puedo dejarte sola con todo esto”. Y yo no lo estuve. Adicionalmente vino la ayuda de Evelyn Kotter y Denise Gavellon, dos nuevas voluntarias de AVAS que realmente acometen las tareas con mucha energía.

Acerca de nuestras otras actividades les contaremos en las siguientes páginas de este informe anual, siempre con la idea de que el trabajo de AVAS solamente es posible con la ayuda de muchos, especialmente de ustedes, queridos miembros y amigos, que nos apoyan año tras año.

Saluda a ustedes, también en nombre de la Junta Directiva

Karin de Giusti
Directora

-oOo-

Estimados socios, colaboradores y amigos,

Este es un año de despedidas para mí. A principios de año tuvimos que cerrar nuestro ancianato debido a diversos problemas. Nos habíamos encariñado con él y su cierre nos dolió bastante. Poco después se realizó la mudanza desde El Rosal a Prados del Este. Muchos recuerdos seguirán acompañándonos. El trabajo en nuestra oficina céntrica fue realmente una bella experiencia. Especialmente triste fue el fallecimiento de nuestra querida amiga, Norka Kresling, que nos ha acompañado durante muchos años en AVAS. Todos echaremos de menos sus contribuciones humorísticas en el informe anual.

Después de 47 años, mi esposo y yo nos hemos alejado de Venezuela. Por supuesto echo de menos al país, pero más aun a mi AVAS. Fueron muchos años de trabajo gratificante para mí y me ha dado una gran satisfacción el haber podido resolver problemas a la par de nuestro gran equipo como también disfrutar de horas felices con él.

Dejo a AVAS en las mejores manos. Me gustaría exhortarles muy especialmente, estimados miembros, a no olvidarse de nosotros. Visítenos en nuestra nueva oficina en Prados del Este para observar el progreso de nuestro trabajo.

Siempre tendré a AVAS en mi corazón.

Con un cordial saludo,

Margot Margerie

-oOo-

“Hay personas que nos dicen algo,
Pero nosotros ni escuchamos lo que ellas hablan.
Hay personas que nos hacen daño y ni nos dejan cicatrices,
Pero hay personas que sencillamente entran en nuestras vidas y nos marcan para siempre”. Cecília Meireles

Cuando leí estas palabras hace algún tiempo, tuve que pensar qué bien se referían a dos valiosas personas que han dejado su sello en la obra de AVAS.

Me refiero a nuestro presidente la Sra. Margot Margerie, que ha dejado el país en agosto de este año y la Sra Norka Kresling, quien fue colaboradora muy cercana y durante muchos años miembro de nuestra Junta Directiva, y que repentinamente falleció en junio de este año.

La Sra Margerie entró en la Junta Directiva de AVAS hace 26 años y desde ese entonces fue una incansable y dedicada colaboradora de nuestra Asociación.

Su dedicación voluntaria durante tantos años ha dejado huellas significativas.

El hogar Charlottenheim en Las Marías fue el primer hospicio de su tipo en Venezuela. La dirección del mismo durante los 15 años que pudimos mantenerlo, estuvo asociada con mucho trabajo, atención personalizada y tensión nerviosa. Ella cada semana realizaba por lo menos 2 a 3 visitas al hogar, llevando flores para su embellecimiento y chocolate para los allí residenciados y las enfermeras, inspeccionando por todas partes, desde las ollas, hasta los armarios, asegurándose que el orden y la armonía reinaran en el hogar.

Cuando nuevamente se nos iba una enfermera, lo que siempre fue dramático con el poco personal del cual disponíamos, me decía “Karin, siempre hemos encontrado una solución y también ahora superaremos el problema”. De esta manera ayudó muy firmemente a aliviar el estrés. Y el estrés sí se manifestaba en estas situaciones con grandes dosis…

El círculo ecuménico de asistenacia, que fue promovido conjuntamente con la Sra Brigitte Berner, y que fue fundado en 1990 a fin de dar cuidado personal a los ancianos que viven en Caracas, solos o sin familiares, fue también una de sus prioridades.

Pronto surgió la idea de organizar para estas personas mayores tardes con café y tortas y un poco de entretenimiento. La Sra Margerie puso a disposición su hermosa casa, con un precioso jardín y un patio colonial. Los más bellos cafés de adviento y del verano se celebraban allí. Las voluntarias aportaban ricas tortas y pasteles, otras traían pequeñas sorpresas artesanales y la familia Margerie se ocupaba de proporcionar el café, el té y el personal, como también las mesas hermosamente decoradas. Por muchos años el matrimonio Grundmann y la Sra Först contribuían con el acompañamiento musical. En forma ecuménica los sacerdotes católicos y los pastores luteranos preparaban y presentaban la parte contemplativa de estas reuniones. Queremos seguir con esta tradición en nuestro nuevo hogar, y al despedirse de nosotros, el matrimonio Margerie nos donó sus mesas, sillas y manteles como también artículos decorativos para tal fin.

Como Presidenta, la Sra Margerie tenía tres prioridades para la dirección de AVAS, que eran muy importantes para ella:

Cada miembro de la Junta Directiva debía tener una responsabilidad, ya sea una pequeña o una más grande. Ella siempre decía que quien quería participar en AVAS lo tenía que hacer activamente. Personas que solamente participaban una vez al mes de las reuniones de la Junta Directiva, sin asumir tarea alguna, no eran para ella lo ideal para una asociación verdaderamente activa. Todos y cada uno de ellos debían participar y ayudar realmente.

Recordar siempre que somos una organización de ayuda. Eso significa en lenguaje llano: gastar solamente lo esencial para la parte administrativa, cubrir como sea posible estos gastos a través de donaciones, para usar las contribuciones para ayudar a las personas de habla alemana que están pasando por alguna situación de necesidad.

Tratar siempre de proporcionar las ayudas en forma justa. Por esta razón, se ha formado el círculo del martes por la mañana. Miembros de la Junta y también ex miembros de la misma se reúnen los martes con el fin de discutir los diferentes casos en detalle, para que varias personas estén suficientemente informadas de las circunstancias especiales. Esto con el objetivo de poder tomar decisiones al respecto más rápidamente. Ella siempre animaba a los miembros para acompañarme en las visitas, para conocer mejor las situaciones de los casos sociales.

Enumerar las muchas actividades que la Sra. Margerie desempeñaba estaría por encima del alcance de este informe anual.

Durante todos estos años fue la persona cariñosa que ¡nos ha marcado para siempre! Para nosotros es un consuelo saber que ella va a mantener el contacto con AVAS también desde el extranjero.

Y la Sra. Norka Kresling…

Fueron muchos los años que ella estuvo incansablemente cerca de nuestra Asociación. En realidad llegó casi al azar a AVAS. Durante mucho tiempo la compañía Borsig de Venezuela fue miembro de AVAS, y allí ella fue nuestra persona de contacto. Cuando se retiró de Borsig, heredó la tarea… y ¡qué bien supo cómo manejar esa herencia!

Incansable miembro de la Junta Directiva, escribió las contribuciones más divertidas que pudieron leer nuestros socios y amigos en los informes anuales. Ella siempre ella estaba dispuesta a encargarse de esta o aquella tarea que debía llevarse a cabo. Cuando se fundó el grupo de San Leonardo para ocuparse de los presos de habla alemana, se convirtió en uno de los voluntarios más activos, siempre con gran compromiso, lo cual tal vez la llevó al límite de sus facultades físicas.

En AVAS ella asumió la adopción de la familia Kanzler, comenzando con Elsa y después de su muerte, con sus dos hijos, Freddy y Edgardo, personas con capacidades físicas reducidas, lo que en realidad era muy admirable. Todos los meses ella nos acompañó para visitar a la familia Kanzler para llevarles fruta fresca, porque sabía que les gustaba y no la conseguían en su entorno. Durante la semana mantenía el contacto con ellos a través de largas llamadas telefónicas, siempre dispuesta de ocuparse de los problemas de salud que aparecían con frecuencia, ya sea a través de asistencia personal, ya sea mediante la obtención de fondos para los contantes y relativamente altos gastos.

Cuando Edgardo falleció el año pasado, ella escribió un artículo no solamente muy serio sino también muy emocional, casi como lo hiciera la madre adoptiva que ella sentía ser… Fue su última contribución a nuestro informe anual, muy hermoso y de alguna manera su despedida. Tanto Freddy como Carmen Orellanes y familia, maravillosas personas que cuidaron de Edgardo, sienten que han perdido una madre, una amiga y una abuela abnegada.

Todavía no hemos comprendido por qué su fallecimiento tuvo que ser tan rápido, por qué no logramos despedirnos de ella, decirle cuánto la queríamos y cuántos proyectos no pudieron realizarse en nuestra nueva casa.

Pero así es la vida, llena de despedidas, ella misma lo decía.

Damos gracias a Dios por este regalo que nos dio: nuestra querida Norka! Y que también marcó nuestro trabajo.

-oOo-

Experiencias con las autoridades

Érase una vez un señor mayor, que hace muchos años se había jubilado pudiendo de esa manera solventar su sustento.

Este señor vivía en Caracas, Venezuela con su esposa, donde y se mantenían con su jubilación. El señor era alemán, y después de muchos años finalmente obtuvo su pensión del IVSS. A decir verdad, él luchó por conseguirla durante casi 20 años. Nunca se rindió, porque defendía su derecho. Todos esos años él disponía de muy poco dinero, al no tener otra fuente de ingresos. El matrimonio vivía del salario de la mujer, y él nunca renovó su cédula como extranjero en Venezuela.

Como él tenía una visa de emigrante, que al momento de su ingreso a Venezuela fue concedida a muchos emigrantes alemanes como indefinida, nunca tuvo problemas. Porque su estadía en el país era legal.

Sólo que nunca más había renovado su documento de identidad, su “cédula” porque tenía muy poco dinero.

Finalmente se dio lo de su jubilación, y, muy feliz, iba todos los meses al banco para cobrarla. De hecho, fue feliz por cuatro años. Hasta que le dijeron que su cédula estaba vencida, y por lo tanto ya no le podían pagar su jubilación.

Lo intentó una y otra vez en diversas sucursales, siempre con el mismo resultado. No había más dinero para él. Fue entonces que se endeudó con amigos y conocidos, siempre con la esperanza que de alguna forma lo iba a lograr. Dado que también su pasaporte alemán había expirado hacía algunos años, no podía obtener en el SAIME (la autoridad de identificación) una cédula, y tampoco disponía del dinero para la renovación del pasaporte.

También le dijeron que estas visas permanentes previamente otorgadas, habían sido abolidas con el “nuevo” sistema de identificación. Por esta razón, él se encontraba en situación ilegal hace alrededor de 14 años, debiendo pagar la consiguiente multa y obtener una nueva visa. El hecho de que tuviera 84 años, lo que en Venezuela se conoce como de la “tercera edad”, y que ya no tenía que pagar los costos de la visa y de la cédula no aplicaba en el caso de la multa.

En dominó, en Venezuela se hablaría de un “juego trancado”… sin dinero para el pasaporte y por lo tanto tampoco había jubilación.

Su último camino fue visitar a nuestra Asociación, a fin de obtener una pequeña ayuda económica, para saldar sus deudas y poder seguir subsistiendo. Cuando llegó a nosotros realmente lucía muy venido a menos.

De antemano le pudimos dar un poco de ayuda. Pero lo realmente importante era encontrarle una solución a su problema de fondo. Una llamada explicativa a la Embajada fue suficiente para que le fuese concedido un pasaporte provisorio, con el que podía ir al banco con un documento de identificación válido.

Los próximos pasos fueron significativamente más difíciles. En el SAIME cercano a nosotros nos informaron lo mismo, la visa no era válida y por lo tanto no había forma de evitar la bendita multa. Pero no sólo eso, esto sólo podía hacerse en la oficina del centro, allí también nos podían informar qué otros documentos debía presentar. Porque en realidad había dejado pasar tanto tiempo, ¡y tal vez ya no le darían alguna visa! (Ayuda). De todas formas yo debía acompañarlo para ver que es lo que se podía hacer.

Una tarea nada sencilla con un señor anciano, que también caminaba muy lentamente debido un significativo problema de movilidad Y en el centro de Caracas, donde no hay estacionamientos y el entorno es de poca seguridad! Llegamos allí bien temprano, nos mandaron de una oficina a la otra, siempre entre cientos de personas. Finalmente ubicamos a la trabajadora social pertinente, quien nos escuchó algunos minutos antes del mediodía, para lanzarle un reproche al caballero anciano sobre sus deberes civiles, sin poder explicar por qué una visa permanente ya no era permanente. Nos dio una lista de documentos con los que él podía recuperar en Venezuela su identidad perdida. Obviamente AVAS tuvo que pagar la multa y redactar la carta en la cual él declaraba exactamente la razón por la cual ya no tenía la cédula, todos los demás documentos los pudo conseguir por sus propios medios.

Para que el pudiera causar una mejor impresión nos encargamos de vestirlo con ropa nueva de la cabeza a los pies.

Puedo manifestarles, qué felices nos sentiremos cuando volvamos a peregrinar al centro con todos estos documentos, para finalmente renovar la visa. Porque allí no hay una atención para la tercera edad, eso ya nos lo había advertido la trabajadora social, allí todos los días se presentan cientos de personas para resolver el mismo problema. De todas formas llevaré una pequeña silla plegable, porque ya pudimos ver la sala con el gentío, y había muy pocas sillas por cierto!

-oOo-

AVAS alquila artefactos ortopédicos

¿Necesita Ud una silla de ruedas, un par de muletas o quizás un colchón antiescaras? ¡AVAS inclusive posee bastones sencillos y una silla de ruedas que permite superar escaleras! Hasta tenemos dos camas clínicas… Y estos artefactos se alquilan a precios razonables.

Una parte importante de nuestra labor social es la de poner a disposición estos utensilios, alquilándolos a “tarifas sociales”.

¿Qué significa esto – tarifas sociales?

En AVAS esto significa encontrar un equilibrio entre los alquileres cobrados en el mercado y nuestra responsabilidad de tener que prestar estos elementos en forma gratuita.

De esta manera, para los “clientes” que pagan establecemos un alquiler, el cual consideramos correcto: salvo algunas excepciones un alquiler de diez meses es, aproximadamente, el precio de adquisición del utensilio. Frecuentemente se nos devuelven los artefactos maltrechos o muy gastados – también en situaciones, en las que ni pudimos cobrar alquiler alguno…

Es por eso que le recomendamos comprar un artefacto ortopédico y no alquilarlo en AVAS, si Ud estima que lo ha de utilizar por más de 10 meses.

Sin embargo, si desea colaborar con nuestro operativo de los artefactos ortopédicos a “tarifas sociales”, entonces done uno de estos artefactos que Ud quizás ya no necesite, o transforme su contribución anual por membresía en la compra de, por ejemplo, una silla de ruedas nueva. También de esta manera Ud ayuda a AVAS y a los programas, que su Junta Directiva desarrolla en el campo social.

De antemano, ¡muchas gracias!

F Leute

-oOo-

El tema de la comida

Para todos los que viven en Venezuela no es un secreto cuan difícil se ha puesto en los últimos meses la obtención de alimentos. Cuando hasta principio de este año todavía teníamos a nuestro hogar Charlottenheim, esto ya se había transformado en un serio problema. No era tarea fácil poner la comida para 7-8 personas encima de la mesa. Un día cuando realmente escaseaba la leche, y teniendo que explicarle a nuestros huéspedes ancianos que ya no podían tomar 2 a 3 tazas de leche por día, nos encontramos con bastante falta de comprensión. “En Venezuela siempre ha habido leche, ¿qué es ahora esta tontería? Seguramente están ahorrando en el lado equivocado”…. Así fueron las palabras de una de nuestros residentes.

Obviamente esta no era la razón. Pero para aquel entonces eran momentos difíciles y a pesar de esto tanto los residentes como el personal siempre recibieron una comida completa. Como ya no tenemos esta tarea, no tenemos que mantener inventarios altos en AVAS.

Sin embargo, piensen Uds cómo personas mayores y con movilidad reducida pueden realizar estas eternas caminatas para obtener comestibles, cosa que nosotros quizás podamos hacer con menos esfuerzo. Con el automóvil nos podemos detener brevemente, cuando vemos que personas salen de un supermercado con bolsas con alimentos escasos.

Por este motivo nos hemos propuesto apoyar a ciertas personas no con ayuda monetaria sino comprándoles estos alimentos básicos, que solamente pueden obtener con dificultad.

Esto es, no se puede negar, una tarea que consume tiempo y es tediosa a la vez.

Pero también en este punto me contenta informarles que hemos recibido ayuda. Hace unos días estuve en casa de uno de nuestros Miembros, a quien pude ayudar en un determinado problema, hablamos sobre el trabajo de AVAS y le conté cuánto tiempo debía invertir yo en esta actividad de compra.

Él me ofreció su ayuda. Después de unos días llegó la gran sorpresa: paquetes y más paquetes con todos esos artículos que estaban escaseando: café, azúcar (¡!!), leche en polvo, arroz, harina de maíz, entre otras cosas…

Era casi como un milagro. ¿Entiende lo que quiero decir cuando hablo de las manos, que apoyan a nuestras manos? Lo fue en este caso.

En diciembre volveremos a empacar nuestras cestas de Navidad, que contienen todos los artículos que se necesitan en el hogar. También allí tuvimos sorpresas. Un amigo de la Embajada alemana ya ha encargado una buena cantidad de chocolates alemanes, mermeladaa y galletas, y nos lo regala para nuestros paquetes. ¿Puede Ud imaginarse la alegría que tendrá la gente que los recibe? Él ya lo había hecho el año pasado y ¡eso fue toda una satisfacción! Tenemos la esperanza que también podamos obtener los demás artículos que hacen que estos paquetes sean tan populares. Ya hoy va nuestro sincero agradecimiento a todos aquellos donantes que nos han apoyado en este operativo durante muchos años.

-oOo-

Nuestros valiosos médicos

En este momento queremos expresar nuestro sincero agradecimiento por la desinteresada y valiosa colaboración que los médicos que nos han acompañado en el año 2013 nos han brindado,

Dr. Andrés Hanssen Dr. Michael Nisnick
Dr. Iván Hrgetic Dr. Erich Schmidt
Dr. Alexander Jakowlew Dr. Herbert Stegemann
Dr. Gisela Kolbe Dr. Emily Goetz de Von Wachter
Dr. Liselotte Loch Dr. Dieter Zschaeck

Sin los servicios de estos profesionales de la medicina jamás hubiéramos podido proporcionar a nuestros pacientes necesitados los tratamientos, a veces costosos, que ellos requerían.

Este año pudimos contar con dos nuevos doctores, que conjuntamente con los arriba mencionados nos proporcionaron su experiencia y sus conocimientos: el cardiólogo Dr Tomás Sanabria, que repetidamente examinó a uno de nuestros pacientes, quien finalmente fue tratado con mucho éxito por él y luego por el Dr Henry Hopkins, a quien también estamos muy agradecidos.

Un señor alemán anciano nos visitó un día para pedir ayuda. Él no disponía de más medios que su pensión del IVSS. La mayoría de los que viven en Venezuela saben para lo que alcanza tal pensión.

Este señor ya había sido operado en un hospital público, después de haber esperado por un año por un marcapasos. Ahora aparentemente tenía que ser operado nuevamente por una enfermedad cardiovascular. Nunca hubiera podido asumir los costos involucrados. El Dr Sanabria nos recomendó al Dr Hopkins, quien examinó muy exhaustivamente y sin costo al paciente, encontrando un tratamiento mucho más económico pero sin embargo también eficaz. En la conversación con él nos enteramos que era descendientes de inmigrantes de la Colonia Tovar, una circunstancia por cierto muy simpática, y esperamos que podamos seguir contando con él en el futuro.

Este año va un agradecimiento muy especial para la Dra. Liselotte Loch.

Durante muchos años, apoyamos a una señora en Valencia. Ya en épocas de la señorita Rommel, ella estuvo constantemente bajo nuestro cuidado, porque sufría de problemas psiquiátricos. Ella tiene una hija, la que se ocupa conmovedoramente de ella así como del resto de la familia, la cual es bastante disfuncional. Es ella la que única que incansablemente trabaja, buscando y encontrando soluciones para todos ellos. Hace algunos años fue alojada con su madre durante 6 semanas en AVAS, dado que la madre sufría de cáncer y pudo ser tratada mucho más económicamente en Caracas. Durante ese tiempo nuestra casa lucía como una tacita de plata, ya que todas las mañanas ella barría todas las habitaciones y patios. Nuestro garaje con el depósito de alimentos siempre estuvo excelentemente organizado e incluso nuestro gabinete de medicinas siempre estuvo perfectamente ordenado.

Ahora bien, ella se enfermó y también presentaba un riesgo de cáncer. Gracias a la Dra. Loch fue examinada exhaustivamente, siendo enviada a los mejores especialistas. Bajo su dirección nosotros ahora sabemos, como podemos ayudar a proteger la vida de esta valiosa persona dentro del marco de nuestras posibilidades.

Así sucede una y otra vez que en un año tal o cual médico colabora con nosotros en cuidar de nuestros casos sociales. La enfermedad de por si ya es un estrés. Estar enfermo, sin medios económicos, o simplemente no saber a quien acudir, es casi tal como en nuestro cuento de sostener un vaso de agua durante todo un día.

Es por ello que va nuestro muy sincero agradecimiento a nuestros valiosos médicos, que nos disminuyen el estrés, porque siempre podemos contar con ellos.

-oOo-

Participación de la Asociación en el Bazar de las Damas Diplomáticas

Como todos los años el mencionado evento tuvo lugar el 9 de junio. Esta vez, la Sra. Laura Sustercic, esposa del embajador alemán, fue responsable de su organización.

AVAS fue invitada a tener un stand propio, sin costo para la Asociación para ofrecer mercancías para la venta a su propio beneficio. Nos habían pedido ofrecer buenas tortas de recetas alemanas. Estas fueron hechas por voluntarias y entregados en forma gratuita a AVAS. Simultáneamente fueron preparados waffles y el aroma de ellos atrajo a muchos compradores potenciales.

El éxito fue total, todo fue vendido y el resultado de la venta fluyó enteramente para las obras sociales de AVAS.

En este momento queremos agradecer nuevamente a la señora Sustercic, a las señoras voluntarias que prepararon las tortas y a todos los ayudantes en la venta. Fue un evento exitoso y también demostró el apoyo recibido por parte del embajador alemán y su esposa para con los objetivos de nuestra Asociación.

-oOo-

Nuestro mercado de pulgas

En el pasado, AVAS organizó una serie de mercados de pulgas. Estos fueron organizados y dirigidos por las Srtas Ilse Rommel y Ursula Hoffmann. En los últimos tiempos esta actividad cayó en el olvido, pero se reanudó en agosto de este año.

En nuestro nuevo hogar un grupo de miembros voluntarios se ocupó de exponer los artículos se serían vendidos. Los precios se mantuvieron a niveles “solidarios” porque queríamos que se vendiesen tantos artículos como fuese posible. Allí había una serie de cosas que provenían de la venta de nuestras casas de El Rosal y Las Marías, como también de donaciones de miembros y amigos de la Asociación.

Durante un período de dos días, tuvimos abierto el mercado de pulgas, vino mucha gente de la cercanía como también algunos miembros para observar objetos expuestos y también para comprarlos. La presencia de los compradores superó nuestras expectativas como también fue todo un éxito económico. Aprendimos mucho con respecto a la organización y hemos decidido de volver a tener un mercado de pulgas en el futuro cercano.

A todos los voluntarios va nuestro agradecimiento, especialmente a la Sra. G. Fernow, a la Sra Lorena Muñoz y a su hijo.

-oOo-

Elección de nuevos miembros de la Junta Directiva

Durante nuestra próxima Asamblea General, a celebrarse el 11 de febrero de 2014 nuestros miembros elegirán a los miembros de la Junta Directiva para el período 2014-2016.

Por la salida del país de la Sra Margerie y del Sr Egon Pistohl y el alejamiento de la Junta de la Sra Christa Mangado y del Sr Michael Gumprecht ya se han presentado 4 miembros como candidatos para integrar la Junta Directiva:

Sra Rose Wagner Sr Sebastian Werther
Sra Evelyn Hartmann de Kotter Sr Hans Barany

Los siguientes miembros de la junta actual se presentan para su eventual reelección:

Sra Ursula Barreto Sra Gisela Jaffe
Sra Waltraut Benetka Sr Werner Rinderknecht
Sr Arno Erdmann Sr Fritz Stock
Sra Heidi Girón Sr Georg Wolters
Sr Michael Gumprecht

Las doce damas y caballeros mencionados anteriormente completan la “Lista N° 1″, la que se presentan para las elecciones en la Asamblea General del 11 de febrero de 2014 y que por la presente les deseamos presentarles.

Estimado miembro, Ud puede ahora, junto con otros miembros, configurar una “Lista N° 2” (o 3 o 4…) y presentar la misma a nuestra secretaría hasta el 21 de enero de 2014 por nuestro fax (975-3480), para que estos otros candidatos sean incluidos en la boleta electoral y permitir de esta manera un eficiente desarrollo del proceso electoral.

Gracias por la atención que Uds tengan de nuestra propuesta arriba expuesta para facilitar el proceso electoral.

Gisela Jaffe, Secretaria de Actas

-oOo-
Nuevos Miembros

Saludamos a

Freia y Helga Werther Evelyn Hartmann de Kotter
Alfred y Elke Klee Comercializadora Verotex CA
Walter Lindner

y le brindamos una muy cordial bienvenida en nuestro medio!

-oOo-

Responsable por el Contenido: Karin Ehlert de Giusti

Unsere Assistentin Saadia Mariño im neuen Büro
Nuestra Asistente Saadia Mariño en su nueva oficina
Jahresbericht

2013

Informe Anual

Mehr als die Vergangenheit interessiert
mich die Zukunft, denn in ihr
gedenke ich zu leben.

Más que el pasado me interesa el futuro,
porque en él pienso vivir.

VORSTAND / JUNTA DIRECTIVA (2011 a 2013)

Presidente Vacante
Vice-Presidente Sr. Arno Erdmann
Tesorero Sr. Georg Wolters
Vice-Tesorero Sr. Fritz Stock
Secretario Sra. Gisela Jaffe
Vice-Secretario Sra. Ursula Barreto

Weitere Vorstandsmitglieder / Vocales

Sra Waltraut Benetka
Sra Heidi Girón
Sr Michael Gumprecht
Sra. Christa Mangado
Sr. Werner Rinderknecht

Leiterin / Directora
Sra.. Karin Ehlert de Giusti – Teléfono Celular (0416) 715 – 0115

Bürostunden / Horario de Oficina

8:00 am – 12:00 m

Fester Sprechstundentag / Día de Consulta

Dienstag Vormittag (oder je nach Absprache)
Martes en la mañana (o cuando se solicite)

Titelseite: So sieht unser neues Haus aus
Portada: Esta es nuestra nueva sede

¡Favor tomar nota!

ASAMBLEA ORDINARIA ANUAL

11 de Febrero de 2014, a las 6 pm
en la Calle El Comercio, Quinta Guayamuri,
Prados del Este.

• Informe de Actividades, Ingresos y Egresos
• Elección de la Junta Directiva
• Asuntos Varios

A continuación de la Asamblea Ordinaria Anual:

ASAMBLEA EXTRAORDINARIA

• Solicitud de cierre de titularidad del Registro Público del Municipio de Chacao
• Solicitud de apertura de titularidad en la oficina del Registro Público del Municipio de Baruta que le corresponde por el domicilio de la Asociación

Finalmente se ofrecerá un brindis