Informe anual 2014

Una sonrisa cuesta menos que la corriente eléctrica y da más luz.
(Proverbio escocés)

Hace un año me hice cargo de la Presidencia de AVAS, después de haber trabajado ocho años en la Junta Directiva.

En AVAS no se puede hablar de monotonía dado que nuestras tareas son tan versátiles.

Nos encargamos de personas que viven solas, que están en situaciones de angustia o tienen problemas de salud. Estas personas son a menudo muy solitarias y una palabra de consuelo o una simple sonrisa ya ayudan un poco.

Por desgracia, estos problemas generalmente están asociados con significativas preocupaciones económicas. Siempreintentamos llevar algo de luz a sus tristes vidas, porque donde el sol brilla y hay claridad, de inmediato todo parece más amigable.

Gracias al apoyo de nuestros miembros y amigos siempre encontramos nuevas fuerzas para poder transmitir la comprensión y la ayuda, que también agradecemos obtener del tan activo grupo de los días martes, todo lo cual ayuda a muchas personas.

Por favor – ayúdennos en estos tiempos turbulentos, para dar luz y esperanza, donde más se necesita.

Una flor necesita luz para florecer para desarrollarse como tal.

Un ser humano necesita amor para convertirse en el mismo.

Si la vida te ofrece un limón, entonces haz de él una ¡limonada!

Gisela Jaffe von Stillfried

-oOo-

Luz compartida

Un filósofo de Oriente le contó a sus alumnos esta historia:

Algunos hombres se encontraron encerrrados accidentalmente en una oscura cueva en la cual no podían ver prácticamente nada.

Después de algún tiempo, uno de ellos pudo encender una pequeña astilla resinosa, pero la luz, que de ella emanaba era tan poca que ellos seguían sentados en la oscuridad.

El hombre pensó que con su astilla podría encencer la de los demás a fin de iluminar algo más la cueva.

Uno de los estudiantes preguntó al filósofo: “¿qué nos enseña esta historia, maestro?”

Y éste respondió: “ella nos enseña que nuestra luz sigue siendo oscuridadsi no la compartimos con nuestro próximo. Y también nos dice que al distribuir nuestra luz ésta no se apaga, sino que será mayor”.

El compartir nos enriquece, no nos empobrece. Los mejores momentos son aquellos durante los cuales podemos compartir algo.

Cuando una vela encendida enciende a otra, miles de ellas podrán brillar. Tal es lo que sucede en el corazón, cuando ilumina con amor, miles de ellos podrán ser iluminados.

Un fósforo es un objeto insignificante, pero tiene un gran poder: puede encender a miles de luces, pero para lograrlo, tiene que sacrificar su cabeza.

Atrévete a difundir tu luz, tu tiempo, tus conocimientos, tu amor, tus tesoros.

-oOo-

Estimados miembros, queridos amigos,

Después de un año muy agitado en Venezuela, nos acercamos lentamente a su final, y qusiera relatarles un poco de nuestras experiencias, inquietudes y éxitos en este informe anual.

Y ésto lo podemos hacer muy bien dentro del contexto de la historia que Uds han podido leer más arriba.

En un país donde las dificultades se multiplican más rápidamente de lo que ellas pueden ser contadas, encontramos que las mayores emergencias están con los ancianos y los que tienen penurias económicas.

Y allí solamente podemos ayudar si todos participan, si comparten una parte de su luz y,ciertamente, perdiendo una parte de su cabeza… Porque proporcionar tiempo, fuerza, trabajo y buena voluntad a personas en situación de emergencia no es algo que se da ciertamente y voluntariamente.

Estamos muy agradecidos a todos los que nos ayuden en nuestra tarea.
También en nombre de nuestra Junta Direciva, le saluda

Karin de Giusti

-oOo-

Reina Marie – una historia inolvidable

La llamada provino de una vecina observadora–ella había encontrado a Marie (nombre cambiado) en el suelo de su casa en Porlamar.
La viuda Marie de 74 años se había quebrado su cadera cuatro días antes. Una vecina, preocupada, hizo que los bomberos la trasladaran al Hospital Luis Ortega.

Con el teléfono celular de una persona internada junto a ella, pudimos comunicarnos con Marie, la que resultó ser una mujer de carácter sumamente duro y exigente, que de inmediato tenía toda suerte de encargos y órdenes para mí; pero antes de que pudo intimidarme totalmente logré sonsacarle tímidamente el número telefónico que su hija Salomé (nombre cambiado) tenia en Francia.
Salomé es una hija de Marie de su primer matrimonio con un rico italiano, por ello Salomé no hablaba alemán, pero sí solamente el inglés con un acento cockney y francés.

Salomé estaba muy consternada al enterarse del accidente de su madre. De la conversación pude enterarme que por un lado estaba preocupada, pero por el otro lucía algo desamparada. Sin embargo urgentemente pidió ayuda para su madre.

Dado que la Embajada dentro de sus posibilidades siempre se peocupa de ayudar a alemanes que estén en alguna situación de penuria, ideamos un inusual plan logístico.

Un taxista austríaco que conocemos personalmente en la isla de Margarita, acordó visitar a Marie en el hospital y a conseguirle un teléfono celular, para de ese modo comunicarnos con ella, y especialmente también ella con su hija. La hija pagó el salario del conductor del taxi y el teléfono.

Pero lo que ni el taxista Kunibert (nombre cambiado) ni la Embajada podían sospechar fue la insistencia con la que tanto la hija como la madre irían a bombardear a la Embajada y en especial al bondadoso Kunibert con exigencias de todo tipo.

No sólo la reina Marie se dejaba agasajar y abastecer por Kunibert sino que tenía serias intenciones de seducirlo.

Cuanto más dulcemente se acercaba a Kunibert, tanto màs infamemente ella se comportaba con el personal que la cuidaba en Porlamar. Entretanto, el Instituto de los Seguros Sociales venezolano intentó encontrar con toda abnegación una prótesis adecuada para Marie.
Después de 8 semanas de infrutuosa búsqueda y una forzosa reubicación de Marie a una habitación no compartida, dado que nadie podía aguantarla en una habitación, Marie fue dada de alta y Kunibert la volvió a llevar a su hogar.

Fue así que se encontraba con una cadera rota en cama, y Kunibert y su encantadora esposa preparndo la comida y cuidando de Marie, dando de comer tambien a su mimado perro. Dado que Marie amaba casi compulsivamente a bebidas alcohólicas, logró arrastrarse con su cadera rota hasta su caleta (el escondite de su ron) y llenarse de bebida en forma completa.

Fue entonces que hubo que hacer intervenir a AVAS, dado que tanto Kunibert como las colegas de la Embajada ocupadas en ayudar a la reina Marie, mostraban primeros signos de agotamiento. La hija Salomé interpretó esto como una falta de sensibilidad humana, volcando este pensamiento en correos electrónicos de tono muy enojado, y defendiendo a su divina madre, que cada vez se ponía más loca y en perfecto inglés dijo “my mother might be a difficult person, but she is not bananas“ (mi madre podrá ser una persona difícil, pero no está loca).

Después que nuestro especialista Dr Hrgetic nos señalara que en Caracas se podía obtener una prótesis adecuada y Gisela Fernow había accedido a recibir a Marie en el hogar de ancianos, Kunibert mobilizó todos los recursos para volarla en una acción nocturna y encubierta a Caracas, donde Sebstian la pudo recibir en el aeropuerto.

Fue una imagen fantástica y memorable:

El jóven y apuesto Kunibert de Austria con la reina Marie en una silla de ruedas. Lo primero que Marie hizo fue encender un cigarillo para entonces preguntar a Sebastian si él también estaba casado con una negra “como Kunibert”. Cualquier incidente racista hace sonar las campanas de alarma en Sebastian, haciendo que empujara a Marie con Kunibert en el bus VW de la Embajada para llevarlos rápidamente al hogar de ancianos. El conductor de la Embajada fue valiente durante largo rato, pero a mitad del recorrido, también sus nervios estaban desnudos y me susurró: “será que se le están cruzando algunos cables a esa vieja…??”

Excepto para la emsisión de un nuevo pasaporte para Marie, la embajada ha suspendido cualquier contacto con ella, siendo que Karin, Gisela y el personal del hogar de ancianos tuvieron que ocuparse y molestarse con ella. Fue operada con éxito y durante su recuperación en Campo Alegre todavía causó algo de irritación, lágrimas y escenas desagradables, siendo que tampoco nunca expresó gratitud alguna.
Si bien la hija Salomé siempre transfirió religiosamente dinero, cargando a la final con todos los costos, nunca consideró de ocuparse directamente de su madre Marie.

Entretanto Marie ya se encuentra nuevamente en su casa de Porlamar, la que le había legado su tercer marido. Su marido ideal Kunibert dejó de tener cualquier contacto con ella. Se dice que ella se encuentra actualmente ocupada en la búsqueda del marido número cuatro.
Y finalmente Salomé accedió a regañadientes a la persuasión de donar algún dinero a AVAS.

Sebastian Werther y Uschi Zumfelde

-oOo-

ENVEJECER YVIVIREN SOLEDAD: NUESTRA REUNIÓN MENSUAL

Por cerca de 2 años, estoy activo en AVAS y mi amiga Denise también llegó seis meses más tarde. Ambas nos sentimos felices que los Miembros de AVAS nos hayan recibido y de inmediato nos sentimos muy a gusto en ese agradable círculo para acometer las tareas que se presentaban: esto hizo que por ejemplo pudimos prestar ayuda durante la mudanza de AVAS de El Rosal a Prados del Este, ordenar ropa usada, participar en las reuniones semanales de las colaboradoras voluntarias, ordenar medicamentos, atender a personas ancianas y enfermas — solo para mencionar una pequeña porción de las tareas. Como muchos ya saben AVAS es una asociación de ayuda venezolana alemana, que presta asistencia a personas ancianas también jóvenes en situaciones de emergencia, enfermedad u otros problemas.

AVAS también organiza desde hace muchos años una reunión-café navideño para aquellas personas mayores, que viven en el hogar de ancianos de Campo Alegre, como también para otras, que no residen en ese hogar de ancianos, dentro del marco del círculo de cuidado ecuménico. Estos cafés siempre se realizaban hasta 2012 en la casa de la familia Margerie.

En algún momento, así en el curso de nuestras conversacionessurgió en Denise y en mí la idea… sí ¿por qué no?, ¿qué es lo que se podía hacer para ofrecer a estas personas mayores, de menudo solitarias, para darles una alegría y sacarlas de sus casas? Fue así que propusimos a nuestras colegas voluntarias organizar encuentros mensuales para tales personas mayores, que viven solas, para un encuentro en la nueva casa de AVAS.

Nuestra idea fue aceptada con entusiasmo y ya estábamos organizando tales reuniones con propuestas de diversas actividades. Se estableción el primer miércoles de cada mes para las reuniones, por la tarde a las 3:00 pm. Conversamos sobre cuáles eran las personas mayores que vivían solas en Caracas y a quién podíamos invitar.

Para la primera reunión nos imaginamos ofrecer una tarde de juegos. Ahora, dicho y hecho, organizamos tal reunión para el primer miércoles de febrero de este año. Algunas de nosotros nos ocupamos de buscar a nuestros huéspedes, otras decoraban las mesas del café y para este primer evento hubo ricos waffles recién preparados. Fue así que nos encontramos todos a las 3:00 pm en nuestro nuevo hogar en Prados del Este.

Muchos de nuestros invitados no se conocían entre ellos y fue así que hubo nuevos contactos entre ellos. Con toda tranquilidad tomamos nuestro café para luego proceder con el juego. De entre varias proposiciones el Bingo resultó ser el favorito en esta gran ronda de 18 invitados. Todos participaron activamente, pasaron un rato de mucha alegría, reían y algunos obviamente se alegraban por los premios a los ganadores… ¡Nada malos por cierto! Chocolate Rittersport alemán.

El tiempo pasó volando y a la hora del adíós todo el mundo estaba muy triste que las dos horas habían transcurrido tan rápidamente. Radiantes de alegría se despidieron entre sí y todos los trajimos de regreso a sus casas. Nosotras, las organizadores, nossentimos muy felices simplemente por haber podido darle una alegría a estas personas mayores, y es esta alegría la que nos da la energía de seguir organizando estos encuentros hasta hoy y en el futuro.

Y fue así que pasó un miércoles después de otro y cada vez la alegría se manifestó entre los participantes. Durante la difícil situación política de febrero, marzo y abril, pasamos los encuentros a las mañanas. Nuevamaente organizamos un juego de Bingo. Más adelante una manualidad de origami (Tsurus por la paz), que fue dirigida por Tatiana, la hija de Karin Giusti, luego un curso de cocina con el cocinero Alexander Hernández, quien nos fue cedido por cortesía de David Garrido Michalzuk del “High training Educational Institute – HTEI” (una escuela de cocina), y cuya comida fue luego consumida con entusiasmo, yoga con Eva Maedler, una tarde con terapia de relajación, cuentos sobre el proceso de envejecimiento y un sábado a la mañana con bailoterapia terapñia de movimiento, dirigido por un grupo de fisioterapeutas (bajo la dirección de Maricarmen Daza), con un desayuno criollo a continuación, arepas, carne mechada, caraotas negras, queso, aguacates, jugos de fruta y café.

Sí — y ahora el 13 de octubre festejamos en AVAS el cumpleaños 86 de Eva Maedler. Para esta tarde muy especial todo fue decorado hermosamente. Éramos una ronda grande y simpática. Ronny, el nieto de Eva se ocupó de la comida y bebida y Eduardo Monroy ofreció con su acordeón y su extenso repertorio de canciones alemanas la parte musical de la tarde. Juntos cantamos muchas canciones. Sentados, nos balanceamos al estilo alemán y nos reímos mucho. Nuevamente fue una tarde alegre y amena y todos se fueron a sus casas contentos.

Y no nos faltan ideas. Con mucha alegría seguiremos dirigiendo estas reuniones…

¿No es realmente una acción bella cuando se brinda una alegría a una persona mayor y solitaria? También a nosotros nos tocará quedarnos solos en el futuro…

Si Ud conoce personas de habla alemana mayores, que aun no han participado de nuestras reuniones, por favor tome contacto con nosotros y denos los datos de tales personas, a fin de considerarlas en el futuro.

Sinceramente les saluda

Evelyn Hartmann de Kotter y Denise Gavellon

-oOo-

Sus donaciones –Nuestro legado/Nuestra obligación

Las cuotas de los Miembros y las donaciones no solamente representan un valor material – también son reflejo de solidaridad y asistencia social. Hemos informado en el pasado que desde la fundación del nuestra Asociación Asociación hace 152 años ésta siempre dependía de donaciones privadas y de las cuotas anuales – sin subsidios de las autoridades públicas, ni originados en Alemania ni en Venezuela. Son muy pocas las instituciones de este tipo – sin embargo, son tan necesarias y en muchos casos elementos de última salvación..

Nos conmueve profundamente cuando un kilogramo de arroz puede aliviar penuria material y hambre, y uno se regocija cuando se observa la alegría que producen nuestros paquetes de Navidad. Esto lo revivimos cada año yintentamos realizar este operativo año tras año, aun cuando, como en el presente, se hace cada vez más difícil obtener los artículos previstos para el mismo.

Para este propósito y en general para nuestro trabajo dependemos de su ayuda, con sus donaciones y cuotas anuales. Por más pequeño que sea tal contribución ayuda a aliviar una pequeña pare de las necesidades materiales de nuestros connacionales de habla alemana.
Y nos alegramos especialmente, cuando ex Miembros y amigos que ya no viven en Venezuela no nos han olvidado, apoyándonos con sus contribuciones financieras, sean éstas repetitivas o por una sola vez. También algunos nos han cedido los haberes que les corresponden por la pequeña renta del Seguro Social IVSS.

Y si a través del año un miembro de la Junta Directiva le recuerda por e-mail o por teléfono, de por favor enviarnos su cuota, entonces esto sucede, para permitirnos coninuar con nuestra labor. A veces, algunos Miembros simplemente olvidan de proceder con este pago, por lo que rogamos ¡no se enfaden por este recordatorio!

Nuestras erogaciones se circunscriben a lo más mínimo; una importante porción de nuestro trabajo es efectuado por colaboradores ad honorem. Del mismo modo nos sentimos responsables por la correcta administración de los medios puestos a nuestra disposición.

Así que por favor: ¡no olviden a AVAS!

En este sentido, les saludan

Rose Wagner y Georg Wolters, Miembros de la Junta Directiva

-oOo-

¿ES NECESARIA UNA VIDA DE PERROS, PARA AYUDAR A LAS PERSONAS?

Una de las señoras a las que AVAS proporciona cuidados tenía tres perros y varios gatos, los que le ayudaban a soportar mejor a su soledad. Pero lamentablemente ella se olvidaba que los animales también necesitan atención.

Uno de los tres, la perra Melanie, se encontraba totalmente descuidada. Ella tenía sarna y pulgas, viviendo en condiciones realmente repugnantes. Durante años la encerraron en un pequeño lavadero. Allí realizaba todas sus necesidades sin que alguna vez se haya limpiado. Era asqueroso, insalubre y apestaba horriblemente la casa.

Durante una de nuestras visitas, cuando le volvimos a traer comida y artículos de cuidado personal pudimos convencerla que sería mejor para Melanie que en nuestra próxima visita, junto a un veterinario, la lleváramos a un hogar de perros en Baruta.

Munidos con una carta en la cual la señora había declarado su conformidad de entregarnos la perra voluntariamente, estábamos parados el veterinario, Evelyn Kotter y yo frente a su puerta, pero la señora no nos abrió. Por el contrario nos cubrió con malas palabras que por cierto no figuran en el “Diccionario de la Real Academia Española de la Lengua”.

Ahora optamos por cuenta propia. El veterinario había descubierto un agujero en la pared, detrás de la cual la perra estaba encerrada y delante del cual estaba colocada una vieja nevera. Él atrajo a Melanie con algunas galletas para perros, le inyectó un sedante, la extrajo de su prisión, la cubrió con una vieja manta, me la entregó encima de la valla y yo, con repugnancia, coloqué el paquete en el automóvil.
Entonces fuimos a Baruta al hogar de perros. Sin embargo, allí Melanie no fue recibida porque tenía sarna, la que solamente se iba a curar en unas dos semanas. Pero entonces, ¿adónde dejar el animal?

Evelyn manifestó estar dispuesta de ofrecerle un lugar en su casa, donde Melanie podria curarse separadamente del Golden Retriever de Evelyn y bajo la tutela del veterinario. En su nuevo entorno, en libertad pero con sus viejos hábitos, Melanie volcó todas las matas y provocó increibles desórdenes, para no hablar de la irritación que produjo en la familia Kotter.

Pero, ahora Melani ya está sana y se encuentra alegremente entre amigos en Barlovento.

Cuando Karin visitó la siguiente vez a la señora le enseñó una foto de Melanie, sana y lavada, pero la señora solamente respondió que esa no era su Melanie, porque ella nunca había tenido pelo tan blanco.

Sin embargo, sí valió la pena nuestro esfuerzo, porque ahora la señora a nuestro cuidado puede nuevamente utilizar su lavadero y por ello vive ahora más saludable y limpiamente.

Fritz Stock

¿Y qué pasa si alguien no quisiera tener la luz?

No siempre se puede ayudar, a veces la sensación de oscuridad aparentemente es sólo nuestra.

Por lo menos en esta ocasión.

La llamada de ayuda a la Embajada alemana vino de Carúpano. Una alemana madre de dos pequeños niños vivía en la playa. Según información de una vecina y una abogada versada en los derechos de los niños, la madre se había mostrado agresiva contra sus propios hijos y aparentemente ya no tenía conciencia de sus actos. Ella estaría vagando por las calles, viviendo exclusivamente de la comida que recibía de esta vecina. Para nostros esto fue nuevamente un típico ejemplo de la compasión y la solidaridad de los venezolanos. Sin embargo, eran los niños los que nos causaban gran preocupación.

Supuestamente había una buena mujer que se encargaba de los dos, y ésto ya por varias semanas, a fin de evitar que fuesen ingresados en un albergue. Esto sería, en opinión de la vecina, la peor de las soluciones.

Porque esta situación también había sucedido hace unos años, y la hija que entonces tenía 5 años de edad fuellevada a un albergue, y realmente tal situación era muy mala. En especial por la presencia de otros niños con varios malos hábitos.

Después de discutir la situación, tanto en la Junta Directiva, como con nuestro psiquiatra, el Dr Stegemann, se decidió que debíamos viajar a Carúpano con algunos objetivos.

  1. Observar la situación en el terreno de los hechos.
  2. Conversar con la señora, para ver, por cuánto más tiempo ella podía seguir ocupándose de los hijos y cuál seria la asistencia que necesitaba recibir.
  3. Que el Dr Stegemann, como médico especialista, observase a la madre y dentro de lo posible examinarla. Lamentablemente tuvimos que comprobar de antemano que ni en Carúpano ni en Cumaná (la ciudad grande más cercana) existían clínicas o sitios en hospitales para casos psiquiátricos. Si fuese necesario internarla, entonces solamente en El Tigre, donde nadie podía cuidar de ella, o en Caracas…

Junto con Sebastian Werther nos encaminamos a nuestro destino. Fue un día largo, un vuelo a Cumaná a las 6 de la mañana. Desde el aeropuerto directamente a Carúpano, un trayecto de dos horas en un taxi organizado por la familia Merle. Allí no se pudo contactar a nadie a través del celular, por lo que seguimos con el taxi hasta su morada en la playa. Los vecinos nos indicaron dónde ella vivía, una choza muy humilde, cosa que pudimos apreciar desde afuera. Los bomberos nos informaron que ella estaba caminando por allí, pero que pronto llegaría.

Más espera en el sol, y finalmente apareció. En la casa de la vecina tuvimos oportunidad de conversar con ella durante largo tiempo. A persar de una conversación agradable y bastante normal, pudimos percatarnos, al igual que lo había hecho el Dr Stegemann, cuál era su situación mental. Cuando también vistiamos su casa, donde en el pasado ella había mantenido, con éxito, un sencillo restaurant, la situación se nos presentó aun más clara. El mismo caos que se percibía en la casa, también se presentaba en su cabeza. La situación de la casa: desorden y suciedad, por donde se podía ver. Por nada del mundo la pudimos convencer de viajar con nosotros a Caracas. Por esto no era previsible tratamiento alguno.

Para el tema de sus hijos ella no mostró ni interés ni opinión alguna. Tal como si no tuviese hijos.

Fue entonces que nos dirigimos a la escuela, donde ambos se encontraban. Allí conversamos con el director, la psicóloga, las maestras, en especial con la maestra que había hecho posible el ingreso de ambos niños a la escuela.

Ella nos aseguró, que ella también iba a cuidar de los niños en el futuro, dado que ella no tenía hijos. La parte financiera no iba a ser problema, dado que su marido no iba a percibir esto como una carga.

Al después hablar con los niños, en especial con la hija, que era algo mayor, pudimos constatar que esto iba a ser la mejor solución por el momento.

Gracias a una invitación de la familia Merle, pudimos disfrutar de un sabroso almuerzo, regresando al final de la tarde a Cumaná, para tomar el avión a Caracas en la mañana siguiente.

Mientras tanto el cuidado de los niños fue otorgado a la maestra. Otro problema, el que los niños no tuviesen sus documentos en regla, está en vías de ser resuelto.

Hicimos una transferencia a una señora del lugar y la casa fue limpiada completamente.

La posibilidad existe de que la señora sea internada en una clínica psiquiátrica en Caracas, cuyo costo sería absorbido por AVAS…
Mientras tanto la Junta Directiva decidió que se iba a hacer llegar a la maestra una ayuda mensual.

Pero, tal como manifestamos al comienzo, la paciente no percibe estar viviendo en la oscuridad, y no hay familiares, que puedan tomar la responsabilidad de una asignación forzada de los niños. Y nosotros tenemos las manos atadas para ayudarle de otra manera. Sin embargo, gracias a la bondad de la maestra venezolana, al menos para los niños ¡la luz puede brillar!

-oOo-

Saludos de bienvenida y despedida

A principios de octubre, el embajador alemán, Sr. Walter Lindner y su esposa Laura Sustersic han dejado Caracas. Por desgracia sólo por un corto tiempo, pudimos disfrutrar de una relación muy estrecha con ambos, ya que se mostraron muy positivos para con nuestro trabajo. A instancias de la Sra Sustesic a AVAS le fue permitido en junio de 2013 participar con una mesa propia en el Bazar de las Damas Diplomáticas, lo cual le proporcionó a AVAS una buena oportunidad de significativos ingresos. El Sr. Lindner asumió una responsabilidad muy importante en el Ministerio de Relaciones Exteriores de Alemania en la lucha de ese país contra la epidemia del Ébola. Para esto, y de todo corazón, le deseamos muchos éxitos.

Nos despedimos tambiéndel Sr. Dietmar Langer, cónsul en la Embajada de Alemania, con el que hemos tenido una estrecha colaboración. Su lugar ha sido tomado por el Sr Thomas Paegel con el cual ya hemos tenido varios contactos, teniendo una continuada cooperación entre ambas partes.

Lamentablemente también tuvimos que despedirnos del. Dr. Erich Schmidt. Él fue nuestro oculista durante 24 años y durante todo ese tiempo brindó su desinteresada y voluntaria atención profesional a nuestros pacientes. Deja en nosotros un gran vacío y una fuerte senación de pérdida… Le deseamos muchas satisfacciones y felicidad en su nuevo hogar, junto a su familia.

-oOo-

Responsable por el Contenido: Karin E de Giusti

-oOo-

JUNTA DIRECTIVA (2014a 2017)

Presidente: Gisela Jaffé von Stillfried
Vice-Presidente: Sr. Arno Erdmann
Tesorero: Sr. Georg Wolters
Vice-Tesorero: Sr. Fritz Stock
Secretario: Sra.Evelyn Hartmann de Kotter
Vice-Secretario: Sra. Ursula Barreto
Weitere Vorstandsmitglieder / Vocales
Sra. Waltraut Benetka
Sra. Heidi Girón
Sr. Werner Rinderknecht
Sra. Rose Wagner
Sr. Sebastian Werther
Sr. Frederik Wesemann

Leiterin / Directora
Sra.. Karin Ehlert de Giusti – Teléfono Celular (0416) 715 – 0115